DOPAJE: PENA, RABIA E INDIGNACIÓN.

Era uno de los temas que tenía previsto abordar en mi blog, eso sí, sin fecha. Pero los últimos acontecimientos me han hecho decidirme. No pretendo ni defender ni demonizar a nadie, solo intentar simplificar y aportar un poco de luz al asunto.

En primer lugar, y para intentar ser objetivos, debemos desprendernos de cualquier tipo de inclinación sentimental hacia el deportista que haya dado positivo, con la dificultad que eso supone (por cercanía, simpatía o la razón que sea). No olvidemos la gran carga emocional que se nos transmite a través de los medios de comunicación.

En segundo lugar debemos estar de acuerdo en que el dopaje es una de las principales lacras del deporte.  Yo así lo creo. Si no es así, no sigas leyendo.

Y Ahora diferenciemos entre EL FONDO y LA FORMA:

Hablemos del FONDO: ¿El deportista ha ingerido una sustancia dopante? ¿Si o no? Si estamos hablando de un positivo, con la confirmación del contraanálisis, si, siempre con la legislación vigente en la mano (por pequeña que sea la cantidad). Seamos objetivos y respetemos las reglas del juego. La intencionalidad se presupone, y si no la hay, deberá ser una eximente, no una prueba de inocencia.

Hablemos de la FORMA: AMA, WADA, CSD, Federaciones … tiempos, irregularidades, presiones… para que operaciones como la Puerto o la Galgo no lleguen a buen fin. Si ya es frustrante el tedioso procedimiento judicial ordinario, mucho más en una actividad con un periodo de caducidad tan corto como la vida profesional de un deportista.  Sin hablar de juicios paralelos, escarnios públicos previos a la sentencia etc., etc.…

Personalmente siento PENA, porque soy de los que piensan que el deporte es imprescindible para la educación de nuestros hijos y vemos en él una de las pocas actividades humanas en las que todo el mundo puede competir en igualdad de condiciones.

Personalmente siento RABIA, porque las acciones de algunos manchan lo que me ha hecho crecer como persona y en ocasiones se me acaban los argumentos para defenderlo.

Personalmente siento INDIGNACIÓN, porque en mi vida me he cruzado con algunos de ellos, he compartido tiempo, problemas y vivencias  y posiblemente incluso se hayan creído más que yo por ser “mejores atletas”.

Pero que nadie dude que seguiré viviendo “mi deporte”, el deporte que tengo en mi cabeza, al margen de tramposos, mentirosos e interesados.  Y espero ser capaz de transmitirlo.

Y para terminar, una pregunta: los deportistas que se han dopado (hayan sido pillados o no), ¿Qué le van a contar a sus hijos? ¿Con que criterio moral van a actuar en su educación? ¿El fin justifica los medios? Su vida habrá sido una gran mentira. ¿Se arrepentirán?



Es opinión.
Share:

49 comentarios:

  1. Me gustaría poner encima de la mesa los daños colaterales del dopaje.

    Porque el dopaje no es gratis.

    Para el que la practica, riesgos importantes para la salud (incluso, la muerte).
    Para los que se les usurpa el mérito, grandes pérdidas emocionales y económicas. Un futuro mejor basado el el trabajo honesto.

    Muchas veces la impotencia a conseguir un objetivo nubla al deportista y cae en la trampa del dopaje. Saborea las mieles y corre los riesgos (los grandes riesgos.)

    Las leyes deben seguir avanzando. Deben castigar a quienes fomentan, asesoran y se lucran con el éxito deshonesto de esta gente. Se ha iniciado el camino, ahora sólo falta que no se zancadillee las acciones de la justicia por el "personaje" del que se trate porque como muy bien dices, ese personaje lo han creado los medios y se le estima por unos logros que no son suyos.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Está claro que la sustancia se encontró en su organismo, sí pero en una cantidad que no le aportaba ninguna ventaja deportiva. Está claro que fue un día concreto pues realizó controles antes y después sin incidencias. Pero la sustancia se encontró, es ilegal y merece sanción aunque no haya pruebas y se hable de negligencia. Pero, DOS AÑOS???!!! como algún otro dopado hasta las cejas???: Eso me habla de indefensión. Resulta que le procesan por dopaje pero no le retiran la licencia, puede seguir compitiendo para que luego le retiren todos los triunfos que le han permitido obtener.
    La honestidad va con la persona, no con el deporte que practicas.

    ResponderEliminar
  3. Hola a todos. Si algo he aprendido en el poco tiempo que llevo con el blog es que la persona que escribe un comentario dice lo que piensa, al margen de tópicos, frases hechas y titulares de prensa. Gracias.

    ResponderEliminar
  4. Como se puede exterminar realmente la lacra del dopaje? Yo no lo veo nada claro,operación puerto,galgo..se descubre a unos pocos, se tapa a otros muchísimos!! Esto es un cachondeo,yo quiero q mi hijo viva un deporte limpio,espero que esto pueda ser cierto,pero es muy difícil ..

    ResponderEliminar
  5. Hola Carlos, Bienvenido al blog. Querer exterminar el dopaje es decir tanto como que que hay que hacer para acabar con el fraude fiscal o las guerras en el mundo. Directamente, poco. Indirectamente educación, control y sanciones. Desde mi punto de vista sanciones mas duras que las actuales y una política de tolerancia "0" sin intereses. Y si caen vacas sagradas, que caigan.
    Que un ciclista profesional como tú escriba públicamente en un blog como este hablando de dopaje dice mucho de ti. Enhorabuena y gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar
  6. Cuando se escuchan declaraciones como las que ha realizado el presidente de la Federación Ciclista Italiana o las que hace unos meses hizo Noah, todo un país se indigna. Pero al margen de lamentar la incontinencia verbal de algunos personajes que deberían dar ejemplo de serenidad, deberíamos reflexionar.
    Si queremos preservar la limpieza del deporte español, como bien dices, debemos luchar por la tolerancia cero contra el dopaje. Pero en serio, con todo el peso de la justicia. Hay unas reglas y si esas reglas dicen que a partir de una línea todo lo que se haga es ilegal, no vale escudarse en que sólo ha traspasado la línea 'un poquito'. Como tampoco vale que sea un grande del ciclismo, un medallista en competiciones internacionales ni un futuro miembro del poder legislativo... El que la hace, la debe pagar. Si defendemos a los que cruzan la línea 'sólo un poquito' estamos poniendo en entredicho el mérito de los que siempre caminan dentro de la legalidad y tendremos que acostumbrarnos a que nos saquen los colores desde fuera de nuestras fronteras.

    ResponderEliminar
  7. Juan Manuel Alonso8 de febrero de 2012, 8:18

    Saludos Marcos
    Estoy de acuerdo contigo.
    Un saludo
    Juan Manuel Alonso

    ResponderEliminar
  8. Luisillo Lorenzano8 de febrero de 2012, 9:07

    Yo, aunque han pasado muchas cosas en este tema, en los últimos años, siento lo mismo que sentía hace 30 años: deporte limpio, desde infantil a profesional, lo demás, es puro cuento. Un deporte que reniega 100% del dopaje, es alguien de confianza, una sola fisura, lo convierte en trampos. Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Comparto tu opinión. El dopaje es una lacra a la que no le veo una manera facil de desaparecer. Como tú, yo también me crucé con algunos "practicantes" a los que NO admiro por muy buenas marcas que consiguieran... es una cuestión de juicios personales.
    MENS SANA IN CORPORE SANO

    ResponderEliminar
  10. Estimado Marcos,
    Realmente este tema no es para un post, es para una tesis doctoral multidisciplinar.
    No puedo estar más de acuerdo contigo en la rabia, la indignación y la PENA que te producen situaciones como la que estamos viviendo.
    Aunque creo que el post te ha salido redondo, si me gustaría añadir unas reflexiones sobre alguno de tus puntos.
    DISTANCIAMIENTO: hay que tener en cuenta que los tramposos del mundo real no son como los de los comics, no son personajes planos que engañan ancianitas y huérfanos, son gente que se esfuerza muchísimo, que son campechanos, cercanos, amables… PERO….., simplificando, están desprovistos de moral. ELL@S SABEN QUE ESTÁN HACIENDO TRAMPA y eso no les detiene.
    FONDO: picogramos o nanopicogramos (si existen), ¿una trivialidad?, un fallo involuntario, TODO ESTO ES IRRELEVANTE…¿qué son esos cuentos infantiles de los solomillos?.
    SI NO SE PUEDE DEMOSTRAR EL DOPAJE (que no quiere decir que no lo haya habido) SÍ LA NEGLIGENCIA.
    A algún alérgico se le ocurriría ingerir la tarta (aunque sea de mamá) si no sabe lo que contiene… y si no te puedes cerciorar 100%, no la comas.
    Creo que todos seríamos condescendientes si a nuestros hijos se les olvida lavarse las manos antes de comer, pero lo seríamos tanto si se le olvida al neurocirujano que nos va a extirpar un quiste del cerebro (aunque a posteriori no te cause una infección), o, ¿qué me decís de algún despistado que trabaje en un laboratorio de armas biológicas? (seguro que gana menos que algunos deportistas)
    Eres quien eres y ganas lo que ganas no sólo por llegar el/la primer@… sino por llegar el primero y que no haya el menor rastro de una lista de sustancias en tu organismo ES PARTE DEL TRATO. Hagamos una encuesta entre opositores y veremos si alguno se ha quedado fuera por no sé qué centésima o no sé qué criterio.
    FORMA:
    Relacionado con el fondo, en el momento que se deja la más mínima grieta se te cuelan 100 galgos. Por lo tanto la normativa ha de ser HERMÉTICA. Si muchos presuntos tramposos se libran por picogramos en la instrucción, es lógico que se les pueda atrapar por picogramos. No se puede capturar neutrinos con un cazamariposas y los médicos que se dedican a ese negocio son extremadamente inteligentes y escurridizos. Desgraciadamente parece que los que lo combaten no tanto… quizás lo serían más si sus ingresos no estuvieran ligados a los éxitos de quienes tienen que controlar.
    La legalidad es una parte imprescindible para exterminar este problema, pero no la única. Admiramos a nuestr@s campeon@s no porque lo diga asépticamente un juez sino porque nos emocionan … y la emoción no se puede legislar. No se puede condenar ni sancionar a nadie sin garantías legales, por supuestísimo, pero sí te pueden dejar de emocionar.

    A mí personalmente me deja de emocionar que un ministro se reúna en una gasolinera con un empresario, que una diputación tenga 72 asesores, o que una campeona del mundo no conteste a la pregunta de si su médico es el que está en todos los sumarios de dopaje, o que su asesor sea un dopado sancionado, o que otro campeón esté en un equipo cuyo director es un dopado confeso (es que parece cachondeo, como no nos van a acribillar desde el extranjero)
    Los primeros dañados l@s campeon@s limpios y cuánto antes dejen de ser tan tibios mejor para todos, sobre todo para ellos.
    Me tengo que ir.
    Saludos

    ResponderEliminar
  11. Celebro vuetras aportaciones, especialmente las de Jaime, tan correctas en el fondo y en la forma (es lo que tiene que ser filólogo y atleta internacional). Le dáis nivel al blog. Médicos del deporte, decatletas internacionales, periodistas deportivos, entrenadores, ciclistas profesionales, aficionados... La realidad puede verse desde muchos puntos prismas, pero me da la sensacions que todos los que hemos vivido el deporte de alta competición estamos de acuerdo. Es una pena que la opinión pública pueda ser manejada.
    Pero también os digo otra cosa. Desde nuestra posición debemos opinar, porque al final somos muchos los que tenemos las cosas claras y somos muchos los callados que podemos y debemos hablar. Yo he empezado con este blog.

    ResponderEliminar
  12. Celebro vuetras aportaciones, especialmente las de Jaime, tan correctas en el fondo y en la forma (es lo que tiene que ser filólogo y atleta internacional). Le dáis nivel al blog. Médicos del deporte, decatletas internacionales, periodistas deportivos, entrenadores, ciclistas profesionales, aficionados... La realidad puede verse desde muchos puntos prismas, pero me da la sensacions que todos los que hemos vivido el deporte de alta competición estamos de acuerdo. Es una pena que la opinión pública pueda ser manejada.
    Pero también os digo otra cosa. Desde nuestra posición debemos opinar, porque al final somos muchos los que tenemos las cosas claras y somos muchos los callados que podemos y debemos hablar. Yo he empezado con este blog.

    ResponderEliminar
  13. Hola Marcos, la verdad es que da gusto leer tu blog, aunque casi más por el nivel de las aportaciones que por tus post jeje. No en serio tocas temas muy sensibles para los que nos gusta esto y encima con criterio, cosa que escasea hoy mucho.
    Para empezar, quería aludir tu último párrafo:"los deportistas que se han dopado (hayan sido pillados o no),...¿Se arrepentirán?"
    Sabes, porque has convivido con ellos, que tienen una posición de fuerza y prepotencia porque han nacido "mejores" y saben que es la única manera de ser superiores a los "malos", así que lo ven totalmente lícito, es lo natural, son mejores y ya está. Es ese DISTANCIAMIENTO del que habla Jaime, están en otro mundo y no les vas a hacer ver lo contrario, además que piensan que todos los que están a su nivel, hacen lo mismo que ellos.
    Yo personalmente soy muy pesimista de cómo está el tema en España, con la oportunidad que ha habido en las últimas fechas y no se ha aprovechado para hacer bien las cosas y empezar a tener Tolerancia 0 auténtica, no la de los micrófonos y auditorios.
    Un saludo, Juan Carlos

    ResponderEliminar
  14. El dopaje es esa variable del deporte etiquetada como inmoral mediante la que el derecho procura contener una locomotora sin frenos y, pronto, sin vías. Nadal, Gasol, Contador... el deporte de élite, en general, con dopaje o sin él, propone escenarios vitales nada recomendables, a pesar de lo que digan Nike y los secretarios de estado para el deporte.
    http://tesisinsustancia.blogspot.com/2012/02/contador-con-ojos-de-gato-de-shrek.html

    ResponderEliminar
  15. Buenos días a todos

    Coincido con el comentario de "sala de máquinas" pero doy un paso más. El deporte profesional, el deporte de élite, especialmente en las modalidades que atraen a más público, los llamados de masas, no creo que sea adecuado llamarlos deporte, no es cierto, es otra cosa es negogio, es mentira, hay muchísimos personajes, organizaciones nacionales e internacionales llenas de vividores, entidades deportivas con más vividores, representantes, derechos de imagen , derechos televisivos, publicidad, marketing, patrocinadores, dinero público, intereses políticos .... etc ¿ esto es deporte?, en mi oponión NO. Por lo tanto si partimos de esta base la conclusión, al menos la mía es que respecto al doping TOLERANCIA TODA. Perdón por lo abrupto, pero a ese nivel los deportistas son parte de un espectáculo no son deportistas, las consecuencias del dopaje para su salud les corresponde valorarlas a ellos, son mayorcitos, y que cada palo aguante su vela, al espectador que paga no le interesa saber lo que se mete nadie, es más prefiere no saberlo, efectivamente la etiqueta de "inmoral" no deja de ser un juicio moral subjetivo, el doping es un medio más punto.

    Deporte es la pachanga que hace una cuadrilla de amigos el sábado jugando a fútbol sala, para divertirse y donde arriesgar la salud sería de imbéciles, deporte es el escolar, niños disfrutando, y sociálizandose ( perdón por el palabro)con otro niños, para mí ese es el límite, pero el otro deporte, no por favor, basta de HIPOCRESIA Y FARISEISMO. Recordar por últimoa los últimos ganadores del tour y figuras del ciclismo, Pantani, Landys, Ugrumov, Risj, Rasmusen, Heras, Santi Pérez, Ulrisk..etc etc, pues bien al menos yo disfrutaba en las grandes etapas con ellos no me importaba con telespectador conocer más.

    ResponderEliminar
  16. Tengo algo que decir respecto a este último comentario.

    De acuerdo en que el dinero lo rompe todo. Adiós a los valores, a las emociones puras, al deporte.

    Me parece en cambio impresentable dejar a los deportistas indefensos ante el mercado insaciable del "espectáculo".
    Hablas de Pantani? El Chava Jimenez? Florence Griffit?
    Realmente por ser mayorcitos se merecían morir tan jóvenes? Qué alternativa dejamos a quienes no quieren jugársela hasta tal punto?

    Si en una fábrica, los trabajadores tuvieran que drogarse para seguir el ritmo de trabajo impuesto, ¿No nos escandalizaríamos?

    El deportista es un trabajador más pero con muchas connotaciones tal vez demasiado románticas pero que emocionan (ya lo ha dicho alguien anteriormente).

    Debemos proteger en la medida de lo posible a los deportistas, de sí mismos y de lo que les rodea.

    ResponderEliminar
  17. Cuanta razon teneis todos... Una pena que los medios de comunicación de este pais defiendan a los sancionados con tanta parcialidad. Hace unos años cuando el ciclista manzano (creo que ese es su nombre) empezó a largar sobre lo que hay en el ciclismo, casi le lapidan los medios. Para la gente normal, que no se ha movido en el deporte de élite lo que ven en esta sentencia es que han derribado a su heroe deportivo. Yo veo otra cosa...Será porque he vivido de cerca que alguien mucho peor que tu consiga tus sueños. Gente que despues de haber logrado lo que tu ansias son pillados y sancionados pero que siguen conservando sus marcas y títulos...

    Un saludo marcos, hacia tiempo que no sabia nada de tí. Genial el blog
    Javier Asensio.

    ResponderEliminar
  18. Bueno, bueno... ¡Qué interesantes vuestros comentarios! Estoy de acuerdo con Juan Carlos: nivel, controversia, diferencia de planteamientos y conceptos...
    Empezaré diciendo que no estoy de acuerdo con sala de máquinas y anónimo AUNQUE entiendo su planteamiento.
    El deporte, entendido en su más amplio sentido, es una de las actividades más nobles que pertenecen al ser humano, por todos esos valores y objetivos que se pueden conseguir a través de él. Cierto es, que como en cualquier actividad humana, su prostitución supone la perdida de las bonanzas que lo acompañan. Hasta aquí, supongo que de acuerdo.
    Llegar a los límites humanos a través del entrenamiento, no es más que la lucha del ser humano por evolucionar, por progresar. Han sido personas así las que han cambiado el mundo. Y me atrevería a decir que en pocas ocasiones esos avances han sido "saludables".
    Dicho esto, seguimos con Maquiavelo. El fin no justifica los medios.Las reglas del juego vienen marcadas por el respeto al contrario (¡hasta en la guerra hay límites!)y la búsqueda personal de la excelencia, en este caso deportiva. Solo alguien que ve a un deportista como un objeto de consumo puede pensar como anónimo o S. de máquinas. Si el deporte pierde la esencia con la que nació, no puede formar parte de la sociedad tal y como forma ahora. Hay que poner límites, como al capitalismo, o como a la vida en sociedad.
    Una pregunta ¿Habéis buscado vuestro límites en alguna faceta de la vida? ¿Os habéis enfrentado a vosotros mismos? Yo lo he intentado y estoy orgulloso de ello. Quizá sea necesario haberlo vivido para entenderlo. Si me hubiera dopado, me habría hecho trampas al solitario. Tengo la sensación que no hábeis sido deportistas que hayan competido y quizá seais mas bien "espectadores".
    Y al espectador que le vale todo en pro del espectáculo que piense si en su profesión, su familia o su entorno también le vale todo.
    Seguro que no os he convencido de nada. Tampoco es mi objetivo.
    Saludos y gracias por vuestros comentarios.

    ResponderEliminar
  19. Me gustaría que anónimo (el del negocio, la hipocresía, etc), se parara un poquito a reflexionar.
    “Dopaje, tolerancia toda”, estoy totalmente de acuerdo siempre que se reconozca. Si hay una competición en que no haya control antidopaje, no tengo nada que objetar, el problema es que los dopados nunca lo reconocen; hacen trampa y, si toleramos la trampa, ¿por qué no dejamos meter goles con la mano en fútbol o ponemos motor a las bicicletas?, sin reglas no hay deporte y yo creo que ni siquiera espectáculo, ¿quién vería un combate de boxeo si uno de los dos tuviera una pistola? NO ES UNA VARIABLE MÁS, ES JUEGO SUCIO. PARA EL TODO VALE YA TENEMOS LA GUERRA
    Que a” la gente le da igual que los deportistas se dopen”, es tú opinión, a mi no me da igual y reitero: que se haga una competición en la que doparse sea una decisión personal y entonces “que cada palo aguante su vela” como bien dices, ¡pero de verdad!… no como esos machotes de fumadores que luego NO renuncian a la quimioterapia cuando les diagnostican cáncer de pulmón. ¿Tiene la sociedad tragaderas para esto con tal de dar espectáculo? .¿Volvemos a los gladiadores?.
    Hipocresía y fariseísmo el de los dopados, que sean valientes, que lo reconozcan y que organicen una competición paralela o que exhiban sus talentos en el circo, pero no en una competición CON REGLAS.
    LA MORAL… es un juicio subjetivo, no puedo estar más de acuerdo…¿ y no es nuestra propia subjetividad lo que nos hace mejores o peores personas? (lo cual se manifiesta en cada faceta de nuestra vida… el deporte es una más). Sin entrar en disertaciones filosóficas, yo no sé que es la moral y si existe (aunque sea en picogramos), yo sólo sé que se me acelera el pulso y me sube la tensión arterial (subjetivamente: me enc---ono) cuando escucho noticias sobre Marta del Castillo y me enc---ono (aunque muchísimo menos) cuando me entero que alguien a quien admiro y/o conozco es un/a farsant@. Supongo que, simplificando en este caso, la moralidad se encuentra en la indiferencia y/o tolerancia a la mentira. Trivializando: habrá quien muera por los cuernos y habrá quien piense que son como los dientes que duelen al salir pero luego se puede comer con ellos… subjetividad pura.
    Y por último, que vaya ladrillo que estoy metiendo, las pachangas de amigos es donde más tramposos hay… pero normalmente ahí se arregla con pagar unas cervezas o con mandar a hacer gárgaras al “fenómeno” sin recurrir al TAS. Los niños de los patios de los colegios son harina de otro costal porque toman como modelos a la élite y si un descerebrado famoso pisa la cabeza o la mano a un adversario y lo ven los niños, se empieza a corromper el sistema (no hablemos de cuando los padres van a ver a sus hijos).
    Podríamos seguir durante días, pero resumiendo repito mi mantra (lo que el castizo diría “sigo dando el coñ---) CON DOPAJE NO HAY DEPORTE.
    Saludos

    ResponderEliminar
  20. Buenos días denuevo.

    He leído vuestra réplica a mis comentarios y no he podido menos que trasladaros una vez más mi opinión. Evidentemente, Jaime, cada vez que "reflexiono" acabo reafirmando mi posición. Mirad, los deportistas "dopados" no son delincuentes, no pueden abrir un telediario esposados entrando en un furgón policial. (acordaros del tour del 98 ??)La mayoría de las sustancias que toman no están prohibidas para el resto de los mortales y las autotransfusiones, por ejemplo, es un método utilizado en médicina con fines terapeúticos. Lo que quiero decir es que ahora mismo doparse es trampa sí, pero no debe tener pena de crucifixión. Partiendo de aquí lo que yo planteo no es que tengan que decir que se dopan o que no se dopan, porque si no hay controles esta cuestión , la del doping, desaparece, es irrelevante, es una parte más, o no, de tu sistema de preparación al igual que tu alimetnación , tu preparación física o psicológica. El modelo del deporte profesional americano que nadie cuestiona allí, NBA, NFL etc etc, tiene unos códigos de conducta pero no un tratamiento específico del doping, porque asumen que hay métodos y sistemas para aumentar el rendimiento deportivo y con ello el espectáculo en los deportes espectáculo, ho hay más.
    Siento deciros que en muchos de los comentarios detecto frustración de deportistas que siendo muy buenos,repito, muy buenos, no fueron excelentes y que creen que la excelencia la alcanzaron otro haciendo "trampas", pero esa no es la cuestión, lo que yo planteo es que las competiciones profesionales sean competiciones profesionales, sin más límites que las reglas deportivas de la competición.

    Por último decir que no puede compararse aquello que por su propia naturaleza es incomparable, por favor no hagais demagogia, en una fábrica, nadie compite con nadie, hay un rendimiento mínimo que el empresario exige y hay que cumplir, punto.

    Respecto a que en las pachangas igual te encuentras más tramposos, pues será con patxarán o tankerey con tónica, no sé, quizá tenga que hacer controles anti EPO a los colegas cuando jugamos al fútbol.

    A, se me olvidaba es cierto que los niños se miran en el espejo de lo ídolos, pero por una parte nos encontramos con padres que lejos de ver en el deporte de sus hijos un medio para que disfruten, lo que quieren es salir de pobres a costa de ellos, ven estrellas en potencia, ahí se vicia el deporte escolar, y por otra si el dopaje fuera irrelevante los ídolos serían igual de ídolos.


    Un saludo a todos

    ResponderEliminar
  21. Efectivamente, los deportistas dopados no son delincuentes, o al menos no lo son como violadores o asesinos. Creo que en eso podemos estar todos de acuerdo (deja tú también la demagogia a un lado). De repercusión mediática y de los intereses políticos no estamos hablando en este post. Efectivamente, totalmente desproporcionada la puesta en escena de algunos de los casos (cada vez más).

    Evidentemente ha quedado clara tu postura respecto a que el dopaje debería forma parte de la preparación del deportista con normalidad (es lo que defiendes). En los EEUU los niveles de protección social son mínimos, y por lo tanto su idiosincrasia es diferente a la nuestra y eso se nota en todos los órdenes de la vida. Me quedo con nuestro modelo social (sin entrar en detalle, que también tiene lo suyo). Quizá también podamos plantearnos porqué solo ocurre con 3-4 ligas deportivas en todo el mundo.

    Respecto a la frustración que dices entrever en algún comentario no se a que te refieres. Lo único que te puedo decir es que personalmente me siento muy orgulloso de haber llegado hasta donde llegue (que tampoco fue tanto). He tenido la suerte de conocer el deporte de alto rendimiento desde dentro y eso me permite opinar con conocimiento de causa. Lo que se dice en los libros sobre el deporte y sus valores es verdad, pero como decía Confucio “lo leí y se me olvido, me lo explicaron y lo entendí, lo experimente y lo aprendí”. Reitero que creo que conoces el deporte como espectador (y por las pachangas, visto tu comentario). No me cambio por otro atleta, tenlo claro. Porque mi experiencia deportiva no se limita a una marca.

    Dices que hay cosas que son incomparables porque son de diferente naturaleza. El comportamiento humano es el comportamiento humano y por lo tanto es de la misma naturaleza aunque en de diferentes ámbitos. Yo no me fío de un tramposo, para nada. Porque el dopaje esta prohibido (en la actualidad) y por lo tanto es un tramposo y ese comportamiento lo volverá a repetir en su vida (fuera del deporte de competición, incluido en una fábrica).

    Respecto al comentario sobre los padres que buscan una salida económica o de su propia mediocridad con la práctica deportiva de sus hijos, vuelve a parecerme demagógico. Locos e indocumentados hay en todos los lugares, pero la mayoría de los padres no buscan eso con la práctica deportiva de sus hijos (hablemos de porcentajes si quieres, no de tus apreciaciones).

    Para finalizar, una reflexión que “ataca” el núcleo de tu planteamiento. Las bases sobre las que se debe basar el deporte profesional no pueden ser diferentes a las de el deporte escolar o el de ocio, porque todos son manifestaciones de una misma cosa, que se apoyan y se retroalimentan y si cambias la naturaleza de uno de ellos, perdería el equilibrio y por lo tanto no podría formar parte de la misma realidad. El movimiento deportivo nace, al igual que otros aspectos de la sociedad, de los clásicos y es posible que manteniendo el espíritu (a duras penas en algunos casos) de la democracia y del deporte estén sufriendo la misma transformación. Pero todo tiene un límite. A mi me gusta ese espíritu.

    Y como te puse en mi anterior contestación, se que no te he convencido, no es mi intención. Gracias porque tus comentarios, a mi también me hacen reafirmarme en mis planteamientos. Saludos.

    ResponderEliminar
  22. Bueno Marcos, como resulta evidente que no nos vamos a mover ni tú ni yo ni un ápice en nuestra forma de ver el deporte decirte a ti y al resto de "comentaristas" que lejos de mi intención ofender a nadie, pero que en el fondo hablamos de dos conceptos de entender el deporte de élite y que el vuestro, mayoritario aquí, tiene la perspectiva del deportista "limpio", la mía la del espectador que paga.

    un cordial saludo y disculpas a quien se hay sentido ofendido




    un saludo a todos

    ResponderEliminar
  23. Amigo anónimo, tampoco te pongas así. Efectivamente son dos visiones contrapuestas provocadas, lógicamente, por dos experiencias absolutamente diferentes (deportista de rendimiento y espectador, como tu has afirmado). No obstante, si tienes hijos, anímales a hacer deporte, del limpio, como tu dices. Del otro, huímos todos. Gracias por tus aportaciones.

    ResponderEliminar
  24. El cuerpo del deportista es la versión más perfeccionada del «human engineering» del que nos habló Gunter Anders allá por 1956: ese impulso irresistible de llevar más allá los límites de lo humano, ante un poco confesable sentimiento de vergüenza por nuestra imperfección frente a nuestros propios productos técnicos. El anhelo de ser máquina es la obsolescencia del hombre, es el elogio de la reificación. El último escalón en el empeño de convertirnos a nosotros mismos en mercancía... algunos, quienes ni hemos competido ni queremos que nuestros hijos compitan, tomamos esta advertencia de Anders muy en serio... Otros, quienes han competido o quieren que sus hijos compitan, tal vez pierdan las referencias necesarias para contrastar cuándo luchan por sí mismos (y esas romanticidades que se dicen) o cuando su lucha la derivan hacia una dinámica infernal de rentabilidades ajenas...

    ResponderEliminar
  25. Sala de máquinas: Ante afirmaciones tan tajantes como las que haces, no hay nada que decir. Pero me parece demasiado que afirmes que algunos estamos equivocados cuando no sabes, ni sabrás las motivaciones que cada uno hemos o han tenido para querer competir. No se si los que hemos pretendido esas romanticidades de querer competir con nosotros mismos hemos perdido en norte pero lo que afirmo de manera tajante como tu es que la lucha del ser humano consigo mismo o con sus iguales es lo que ha hecho que avancemos hasta donde estamos. Quizá la sociedad actual adolezca precisamente de ese amor propio que nos permite mejorar. O quizá, simplemente es mejor así.
    Y la visión mecanicista del ser humano, es tan parcial como muchos de los textos y axiomas escritos hace 70 años. Seguro que ya hay escritos del hombre 2.0 (volvamos a los clásicos por favor).

    Ah! y la competición en los hijos es un medio, no un fin. Pero eso, lo dejamos para otro día que también da para mucho.

    Saludos y gracias nuevamente.

    ResponderEliminar
  26. Buenos días Marcos, lo primero felicitarte por tu blog que veo que ya tiene bastantes adeptos. Por otro lado, comentar que es muy fácil la postura de anónimo respecto a tolerancia total al dopaje desde el punto de vista del espectador de sillón, dando por supuesto que nunca nos va a tocar de cerca. Pero claro, supongo que cuando tengas un hijo preferirás que no haga deporte y si lo hace que no despunte no vaya a ser que le tengas que animar a pincharse para poder seguir el ritmo de sus "compañeros". Otra observación para los que creen que es necesario el doping para el espectáculo, quién necesita que se hagan 200 km a 50 km/h para disfrutar, lo que hace bonito el deporte es la competitividad.

    ResponderEliminar
  27. Buenas tardes

    Apreciado Rául, tengo un hijo y me encantará que haga deporte, primero para divertirse y disfrutar , y si de verdad despunta mientras el doping sea trampa deberá respetar las normas y si un día no lo es y se permite culquier sistema o método de preparación pertenecerá a su libre albedrío y a la autonomía de la voluntad de una persona mayor de edad decidir qué hace y hasta donde quiere llegar.

    No obstante te comento que tengo un pariente muy próximo , Marcos lo conoce, que nunca pasó del ciclismo en equipos aficionados (CAI, CAJA RURAL....) cuando le pregunté por el salto a profesionales hace tiempo, me respondió que nunca porque no se metía, efectivamente ya no corre, las conclusiones tu mismo.

    Por último diferenciar espectáculo y competitividad, se compite igual subiendo Alpe Duez en pelotón a ritmo globero con sprint en los último cien metros que subiendo con continuos demarrajes y ataques, pero sólo esto es espectáculo, con los primeros el público se duerme, no hay tlevisiones ni patrocinadores, no vende
    saludos

    ResponderEliminar
  28. Marcos, son afirmaciones (no sé si tajantes) que pretenden ofrecer una lectura referenciada de qué es esto del deporte profesional, comprendiéndolo en coordenadas sociales, económicas y políticas. Tu afirmación, sin embargo, y siendo al menos tan tajante como la de Anders, empieza a deslizar por esa pendiente idealista (ese reto personal que se pierde en el subjetivismo) y, por tanto, empieza a prescindir de referencias materiales históricas que puedan trascender al sujeto ensimismado. En ese sentido, no digo que estéis equivocados (tampoco creo que haya que caer en el vicio empirista de tener que haber percibido directamente todo aquello de lo que se habla), pero digo que, a la vista de cierto discurso dominante presente en ambientes deportivos, es bastante evidente que a partir de determinado nivel se pierden las referencias reales (que muchos deportistas no sepan expresar una sola idea al margen de clichés deportivos no es casual). Sobra decir que, en tu caso, aun habiendo obtenido títulos nacionales, basta este hilo de discusión para comprobar que no vives ensimismado en ese idealismo de muchos deportistas y que no te duelen prendas en contrastar otros discursos. Eso reconforta al "espectador".
    Un saludo.
    Pd: viene al pelo y, además, es de una editorial riojana: http://www.amazon.es/Citius-altius-fortius-libro-deporte/dp/849383498X

    ResponderEliminar
  29. Sigue la "controversia", ¡¡Sois unos campeones!! Bienvenido Rául a este rincón en el que como ves, nos "atizamos" con cuidado. La cosa está interesante. A anónimo no lo vas a mover ni un ápice de su postura, lo tiene muy claro y partiendo de la base de la que lo hace (que no comparto) es normal que llegue a esas conclusiones. Espero que siga leyendo, compartiendo sus opiniones en este blog ¡y que salga del anonimato!

    Respecto a Sala de máquinas son afirmaciones tajantes las que haces, en tanto en cuanto forman parte de un autor que no eres tú mismo y lo citas, entiendo que literalmente. Y efectivamente, esas afirmaciones, contextualizadas en el tiempo en el que fueron escritas tienen mucho más sentido que ahora. Porque la evolución social y por lo tanto del deporte ha dejado atrás esa visión reducionista del hombre como una máquina en manos del estado o de "científicos locos". Y el reducionismo, tampoco ofrece una visión real de nada.
    Repito que las motivaciones por las que un deportista decide exprimirse son múltiples. En casos serán absolutamente materialistas, en otros casos absolutamente idealistas y en la mayoría de los casos en términos más o menos intermedios. En el caso de que las motivaciones sean más materiales, entiendo poco necesario haber vivido el deporte de rendimiento en primera persona. Con tener una calculadora es más que suficiente. En el caso de que las motivaciones sean mas idealistas efectivamente, tienes que haberlo vivido. Porque al igual que las sensaciones o los sentimientos tienen difícil explicación, para entender la emoción que supone vivir ciertas situaciones quedan solo para los que lo hayan vivido. ¿Eres padre o madre? Explícaselo al que no lo es. Y como te digo, en la mayoría de las ocasiones los motivos serán intermedios.
    A lo que me niego es a que el ser humano pierda su faceta más humanista y lo reduzcamos todo a tiempos, metros e intereses comerciales. Eso no será lo que yo les enseñe a mis hijos. Y esto lo hilo con las referencias históricas de las que hablas. No hay mayor referencia que las motivaciones de los antiguos griegos o del primer movimiento olímpico para ver que el deporte, su esencia, no es lo que reflejo la sociedad occidental tras la Segunda Guerra Mundial. Y esa es la esencia con la que me quedo.

    Hace tiempo que hablo de "mi deporte", que lo vivo como quiero, como lo entiendo y que no tiene nada que ver con lo que leo o veo en los medios de comunicación, más bien todo lo contrario. Seré un romántico trasnochado.

    ResponderEliminar
  30. Buenas noches.
    Yo he sido atleta, un gran atleta pero un mal corredor. Me pongo en el pellejo del que fue mejor corredor que yo y que para ganarse la vida con lo que le gusta (creo que es totalmente lícito el intentarlo) debe doparse.
    Uno empieza por diversión, luego sigue por retos personales (hacer algo grande por tí mismo) y acaba cuando tienes que dedicarte a otras cosas ( otro trabajo).

    A mí no me ha quitado nada quitado nada ningún positivo, sólo la ilusión de pertenecer al mismo colectivo, y tener que explicar a jóvenes atletas que los valores que transmiten estos "compañeros" son falsos.

    El deporte es una filosofía de vida. Desprecio la idea de que el dinero todo lo puede aunque sea verdad y desprecio al espectáculo por encima de todo.

    Tú, espectador que justificas estas actuaciones, que sepas que el dopping MATA. No seas cómplice de esto por favor, se nota que no conoces a nadie que haya sufrido esta tragedia, yo la conozco bien.

    No me justifiques las guerras para que vivamos mejor, ni el hambre en el tercer mundo... No me justifiques lo injusto.

    Algunos hablan de las decisiones de sus hijos como si fueran de un desconocido y ése es el problema. Es MENTIRA que apoyes la decisión que que tu hijo se destroce la vida, lo que ocurre es que es fácil hablar del deportista de turno al que si le ocurre algo, te ponen otro.

    No sigo más.

    ResponderEliminar
  31. Espectáculo? La lucha libre, un tablao flamenco o una buena ópera.

    El deporte tiene otras connotaciones y si quieres espectáculo puro, inventa otros formatos. No violes el deporte, por lo menos no el mío. No se trata sólo de físico, son valores, sentimientos, emociones...

    Deporte es deporte.

    Fdo: El de antes.

    ResponderEliminar
  32. Hola, antes de nada darte, Marcos, la enhorabuena por el blog. Me encanta que haya opiniones tan opuestas que den "salsilla" a los temas, si todos estuvieramos deacuerdo esto seria un tanto aburrido.
    Es facil hacer demagogia tanto para apoyar el argumento de la "tolerancia toda" como el de la "tolerancia cero" pero  hay cosas objetivas que estan ahi y no vale decir que son demagogia...
    Sabeis cuantas muertes hay al año por el empleo de sustancias dopantes?? Imaginais cuantas habria si se liberalizase el uso de estas sustancias? El doping, al margen de ser una cuestion de principios, es un asunto de salud publica. 
    He leido que cada uno es adulto para elegir lo que quiere hacer, ahi discrepo enormemente. En serio creeis que somos libres para elegir lo que queremos? En serio creeis que a las edades a las que suele forjarse un campeon es libre para elegir lo que quiere? en serio creeis que un adolescente rodeado de una sociedad que le ofrece el oro y el moro por ser el mejor en un deporte es libre para, llegado el momento, elegir lo que quiere? Francamente yo no lo veo tan claro; hay excepciones, si, pero la inmensa mayoria de la gente vive en el torrente de lo que la sociedad demanda y ofrece. Mi mas humilde opinion es que debemos protegerles, de la sociedad, de ellos mismos.
    Una vez ya "metidos" en el tema, no tengo yo tan claro que los que se dopan no sean delincuentes. Entiendo que un delincuente es el que actua contra la ley y señores si en Francia la posesion de medicamentos sin receta se considera trafico...atenganse a las consecuencias!
    Y para los que lo ven desde la grada, tambien discrepo con eso de que todo vale en aras del espectaculo; yo personalmente seria incapaz de sentarme a ver cualquier espectaculo que para saciar mi ansia de "loquesea" pone en riesgo la vida de quien me ofrece ese espectaculo (sera por eso que no me gustan los toros...). Como escribió ya Jaime, volvemos a los gladiadores? 
    Conducir a 200 puede matarte y esta prohibido, doparte puede matarte y ha de estar igual de prohibido. Ahora por ir a 200 puedes ir a la carcel, voto que por doparte (incitar al dopaje y/o suministrar sustancias dopantes) te pueda esperar el mismo destino.
    Un saludo a todos!

    ResponderEliminar
  33. Buenas noches,
    En respuesta a anónimo (al anterior, no al último que ha escrito), siento haber dado por sentado que no tenías hijos, pero yo tengo una hija y deseo que haga deporte pero que no tenga que elegir, si llegara el caso, si se droga para competir en igualdad de condiciones que el resto.
    Para terminar,en mi opinión, subir el Alpe Duez con continuos demarrajes y ataques no es sinónimo de doping si todos fueran limpios. Probablemente, la diferencia estaría en el ritmo de subida. Aunque no existiera el doping seguiría habiendo mucha diferencia entre los profesionales y los aficionados.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  34. Marcos, me parece perfecto que tengas el referente de los clásicos para comprender el deporte, pero que te guíes por unas coordenadas planteadas hace 2500 años en las que el deporte era una puesta en escena de las facultades necesarias para ser un buen guerrero (o mensajero de guerra), no deja de ser un poco ilusorio. Lo que no es ilusorio es comprender que el deporte se desarrolla hoy en día, por encima de voluntarismos, en clave de producción de mercancías rentables. Y en eso se convierten muchos deportistas, incluso quienes se niegan a verlo.
    En cuanto a la polémica más concreta que plantea "anónimo", debo decir que, sin duda, su postura es la más coherente: si el deporte profesional es una búsqueda de rentabilidad a toda costa, que se interrumpa inmediatamente la intervención del estado y que se privaticen las ligas (véase el dopaje libre de las ligas americanas). Si no, viviremos constantemente en esta esquizofrenia: el estado pide rendimiento porque es su negocio, pero el estado impone restricciones a través de leyes del deporte que los eufemianos de turno tratan de circunvalar constantemente... En mi opinión, el estado debería o bien abstenerse, o bien acotar los desmanes del deporte en todos sus factores, no solo el doping, pero eso haría caer la marca españa hasta el barro, y no procede (algo así ha ocurrido con la financiación de los clubes de fútbol: la bundesliga puso límites muy tajantes y eso ha llevado a que la liga alemana esté tan devaluada deportivamente como saludable financieramente. La liga española, a la inversa).

    ResponderEliminar
  35. Estimados parroquianos, este café virtual al que nos invita Marcos se está convirtiendo en toda una academia de filosofía deportiva. Acostumbrado a los periódicos que no sirven ni para envolver el pescado y a los 20 minutos de radio y tv en los que el deporte parece una mezcla del tarot, el gran hermano y la teletienda, esto es un oasis (perdón por la cursilería)

    A Marcos y al anónimo espectador. Después de argumentar racionalmente vuestras respectivas posiciones y escalas de valores, no veo yo muy deportivo ni espectacular ese dogmatismo del “no me vas a convencer”. No hay que tener miedo a poder ser convencido.

    Sala de máquinas, no veo yo en tu cultivada (o entrenada) prosa aderezada con referencias “indiscutibles” un atisbo de rentabilidades ajenas (de no ser lo que podamos aprender los que te leemos) o una renuncia a la supremacía del hombre sobre sus propios productos. La búsqueda de la excelencia se manifiesta en cada ámbito de la vida… en el deporte, en el discurso o en la filosofía. Alcanzarla no tiene por qué ser malo en sí mismo. Se puede prostituir si confundes ese anhelo con satisfacer a un coro de “voyeurs” que pagan tus facturas. Si tu objetivo es crecer y no sólo llegar el primero estarás a salvo de esas inclinaciones. No es filosofía barata.
    Anónimo (el díscolo espectador insaciable), creo que si hay un abogado entre el público puede zanjar de una vez por todas la cuestión: el dopaje es hoy por hoy OBJETIVAMENTE: ESTAFA,FRAUDE, INCUPLIMIENTO DE CONTRATO,UN TIMO, es una regla más (como meter gol con la mano), mientras la normativa prohíba el dopaje no hay más que hablar: doparse es ESTAFAR a tus rivales y al público ( si tu pagas por ver a ”la mujer barbuda” puedes demandar al circo si te enseñan a “el hombre barbudo”, y una patita de un cromosoma no creo que pese mucho más que un picogramo. El que estafa es un DELINCUENTE. Las medidas a tomar dependerán de la magnitud de la estafa… supongo que no es lo mismo el timo de la estampita a mi vecina a quien le “levantaron” 50.000 pelas que el de Bernard Maddoff.
    Dices que detectas frustración y en mi caso estás en lo cierto. Frustración, SÍ. Frustración ante la injusticia y la indefensión. Frustración al ver que los tramposos de ayer son los dirigentes del “deporte” de hoy y los que tienen que salvaguardar las REGLAS que ellos mismos minaron para ser lo que son. Frustración porque mientras haya estafadores no podremos saber realmente quién es bueno y quién excepcional, quién es galgo y quien podenco. Me pregunto por qué los que vuelven después de una sanción ya no son tan excepcionales, Ben Johnson, Alberto García…
    Yo he vivido el deporte de élite (en dedicación y en sacrificio) pero ha sido un deporte rodeado de amigos. Un deporte con una rivalidad al 100% y una amistad al 150%. ES POSIBLE. ESO ES DEPORTE (fijaos en la selección nacional de baloncesto), me grabo esta frase de otro anónimo “A mí no me ha quitado nada ningún positivo, sólo la ilusión de pertenecer al mismo colectivo, y tener que explicar a jóvenes atletas que los valores que transmiten estos "compañeros" son falsos.”
    Por cierto, Sala de Máquinas, la marca España YA ESTÁ en el barro, transmitimos CORRUPCIÓN A TODOS LOS NIVELES (el deporte no es una excepción) es lo que tiene el “todo vale” mientras lo aprueben y lo paguen las masas.
    Por favor, el único valor no es del dinero.

    ResponderEliminar
  36. Sala de máquinas creo que no vamos a ser capaces de llegar ningún punto de entendimiento más allá de los que había en nuestros primeros comentarios.
    Las coordenadas que tu dices que se plantearon hace 2500 años son la esencia, no la realidad, lo mismo que puede ocurrir con los filósofos de aquellas épocas. Hay cosas que no han cambiado tanto.
    Lo que si que te vuelvo a decir es que reducir la realidad deportiva como tú lo haces es tan excesivo y analítico que hace perder el sentido de las cosas, al menos de las que emocionan. Supongo que también seras capaz de establecer una relación de rentabilidad matemática con el amor o la amistad. Yo no tengo separación de bienes con mi mujer.
    No puedo negar que hay parte del deporte prostituido, y que la realidad supera esa esencia que comento, ya lo he dicho anteriormente y estoy seguro que los intereses que de los deportistas que, consciente o inconscientemente, forman parte de ese circo, no son los míos.
    Sin querer ser ejemplo de nada, yo acabe mis estudios, y sin becas ni ayudas de ningún tipo, me fui a entrenar a Madrid con el único objetivo de ver que era capaz de hacer por mis propios medios. El resultado fue sorprendente y aún me emociona. Repetiría. Y si algún día un hijo mio tuviera las mismas inquietudes, le animaría a hacerlo, porque no hay nada más propio que lo que haces tú mismo.
    La heterogeneidad de lo que llamamos deporte es tan grande que bajo un mismo paraguas conviven 5 continentes, todas las religiones e infinidad de intereses y objetivos.
    Entonces, ¿Animamos a nuestros hijos a practicar deporte? ¿Alguna propuesta mas educativa y menos dañina?
    Lo que no me queda claro es si la Bundersliga tiene que permitir el dopaje como los americanos y quitar los topes salariales que tienen los americanos o al revés, o solo lo que nos interesa.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  37. Lo que no puedo negar es que Grecia (cuna de la civilización la justicia y el juego límpio) está mas en el barro que nosotros...
    A ver si van a tener razón Anónimo y Sala de Máquinas ...

    ResponderEliminar
  38. Buenos días a todos

    He leído los últimos comentarios y la verdad me encanta comprobar que hay formas de confrontar ideas y pensamientos desde el argumento y la educación.

    Jaime, sí hay un abogado ente el "público" y sabe perfectamente que las normas en vigor deben cumplirse gusten o no. otra cosa es promover la modificación de esas normas que no convencen atendiendo al pensamiento que cada uno tenga.

    Quizá me he explicado mal y lo aclararé:

    1.- Desterrar los controles anti doping no implica que de manera inmdediata todos los deportistas de todos los deportes vayan a doparse, básicamente porque el doping está centrado en el atletismo, ciclismo, natación o Halterofilia. En el resto de deportes lo hay pero en menor medida porque no es fundamental para progresar deportivamente hoy por hoy.

    2.- En esos deportes "señalados" la inexistencia de controles relajaría la necesidad de enmascarar un comportamiento generalizado, sí generalizado ( volver a leer la lista de ganadores del tour de los últimos 10 años)

    3.- Raquél, el deporte de élite es malo para la salud en cualquier caso con doping o sin él, meter a un niño de Zamora en una escuela de tenis en Marbella con 8 años no puede ser bueno, ni en la Masía ni en cualquier lugar que lo aleje de su entorno y padres. No hablo ya de las horas de entrenamiento y de exprimir el cuerpo humano físicamente.

    4.- El doping es un concepto muy amplio, es doping el Salbutemol (para el asma) o el Metamizol (Analgésico) y son doping las autotransfusiones que se ulizan contra la Leucemia, son medicamentos ordinarios para afecciones que de forma colateral aumentan el rendimiento y matan o no en función de hasta donde lleges y cómo lo controles, como todo.

    5.- Sála de máquinas ha aportado una clave muy, muy interesante, el Estado pretende de forma farisea abanderar con sus organizaciones de vividores el deporte "limpio" pero no limita ni regula el resto de comportamientos, de estamentos y de vicios del deporte negocio y además lo subvenciona con dinero público, dígase federaciones deportivas, porque tener campeones del mundo, de europa etc, etc tiene un componente político

    4.- Desde mi visión del deporte las competiciones profesionales deberían regularse y organizarse por entidades al margen de los poderes públicos, mercantilizadas completamente y autoreguladas (es muy cachondo leer la definición legal de las federaciones como entidades privadas de utilidad pública sin ánimo de lucro), papá Estado quedaría fuera y tampoco pondría un euro. Los códigos de conducta comprenderían los ámbitos del comportamiento de todos los estamentos, y estoy seguro que los "métodos de entrenamiento" avanzarían con menor perjuicio del deportista porque no serían una práctica oculta.

    5.- Valoro vuestra visión idealizada del deporte, pero chicos estamos en el siglo XXI, para lo bueno y lo malo.


    Saludos

    ResponderEliminar
  39. Me ha resultado muy interesante esta frase de Jaime: "Sala de máquinas, no veo yo en tu cultivada (o entrenada) prosa aderezada con referencias “indiscutibles” un atisbo de rentabilidades ajenas".
    Debo decir que la perversión de todas las disciplinas, incluida la filosofía, en pos de una rentabilidad inmediata, está a la orden del día. No quieras imaginar la disciplinarización que sufrimos quienes nos queremos dedicar a la docencia y la investigación... solo lo conseguiremos pasando por el aro. Eso sí, al menos, en estos ámbitos, somos conscientes de las coordenadas materiales en las que nos movemos, de tal modo que somos capaces de mantener un discurso crítico con nuestra propia profesión. Eso es lo que echamos de menos entre los deportistas, que se creen tanto su profesión que hasta se olvidan del mundo en el que viven, como dice anónimo... por eso echamos de menos discursos de deportistas que hablen en serio del dopaje, más allá de clichés formalistas.

    ResponderEliminar
  40. Después de leer todos vuestros comentarios de una tacada, que tiene tela, quisiera felicitar a Marco y a Jaime por vuestra visión de la vida, y deciros que no cambiéis nunca, necesitamos gente como vosotros.
    De acuerdo con que se nota mucha frustración, pero no solo la de deportistas que están contra las trampas, sino de otros que parece que la vida no les a tratado como ellos creen que merecían y que en sus respectivas actividades, quizá no hayan dispuesto de las "ayudas" que les podrían haber catapultado a mejores destinos, de lo contrario no hubieran dudado en utilizarlas como otros que las utilizan. El consumo de cocaína por parte de ejecutivos agresivos, está a la orden del día, las drogas de todo tipo están detrás de las creaciones artísticas de muchas de nuestras estrellas, no solo nacionales. también esto es trampa y debía de estar perseguido, al menos por la opinión pública y los medios de comunicación, que a veces crucifican a un deportista, sobre todo si es de un deporte minoritario, pero nada dicen de este otro sector social, no daré nombres, no es necesario.
    Si justificamos estas cosas y no hacemos nada por mejorar la sociedad, estamos jodidos.

    ResponderEliminar
  41. Hola de nuevo a todos. Creo que poco más se puede decir, a no ser que se introduzcan variables nuevas. Solo una cosa para el anónimo "díscolo" y sala de máquinas. Creo que, os habéis confundido con lo que represento (yo, personalmente), sobre todo sala de máquinas. Respecto a tu afirmación "en estos ámbitos, somos conscientes de las coordenadas materiales en las que nos movemos, de tal modo que somos capaces de mantener un discurso crítico con nuestra propia profesión. Eso es lo que echamos de menos entre los deportistas, que se creen tanto su profesión que hasta se olvidan del mundo en el que viven", decirte que yo no he sido un DEPORTISTA PROFESIONAL como Nadal, Gasol o Contador. He practicado una modalidad deportiva minoritaria, dura, que no recibe el apoyo de los medios de comunicación (será porqué no vende). Y por lo tanto no ha sido mi profesión aunque haya sido mi actividad principal durante unos años (nunca he tenido un duro en el bolsillo). Y eso quizá me permita tener un "discurso de deportista que habla en serio del dopaje, más allá de clichés formalistas". O quizá no entiendas que hay gente que creemos en lo que hacemos mas allá de estructuras, medios de comunicación e intereses ecónomicos.
    Entiendo, por lo que dices, que te dedicas a la investigación y la docencia en el ámbito de la filosofía. Y en eso, corrientes, axiomas y teorías, a cientos.
    Y otra cosa. Cuando se entra a debatir de una manera "tan fría" como la que estamos usando, conviene responder a los comentarios anteriores, eso es lo que yo intento, porqué si no, muchas de las respuestas e ideas se quedan sin discutir. Y un poco así me siento contigo, huerfáno de debate.
    Ah! y para los prosaicos, a veces me cuesta entenderos, lo siento, he sido deportista.
    Gracias de verdad a todos por vuestras aportaciones. Ya le gustaría al Marcatener un debate como este en sus foros. A algunos os tengo "controlaos", a otros no. espero poneros cara algún día. Pago yo. Saludos.

    ResponderEliminar
  42. Sala de máquinas es el perfil colectivo de una asociación mediante la que intentamos mover cosillas al margen de los canales oficiales... el que suscribe es sergio, el amigo de tu hermano... es que en las conversaciones virtuales no me puedes agarrar de la pechera y levantarme 20 cms del suelo... :-p
    Seguimos comentando.

    ResponderEliminar
  43. Coño Sergio! Ya le digo a mi hermano que tiene amigos que no le convienen, pero...si yo soy como un sanbernardo... ni muerdo ni "na". Que sepas que contestas a lo que te da la gana, eso es trampa.
    Espero que los deportistas hayamos estado a la altura de los filósofos.
    Seguimos comentando. Y cómprate un chandal (pero no lo uses ni en domingo ni con camisa). Yo ya he empezado a leer a Nietzsche.

    ResponderEliminar
  44. Que sepas que soy un afamado jugador de pádel, pero he sabido decir no a los cazatalentos... a Nietzsche léelo en chandal, por si hay que salir corriendo...

    ResponderEliminar
  45. Sala de Máquinas o Sergio, resulta que, al final, no somos tan distintos. Estoy más que de acuerdo contigo en lo odioso de las letanías de los campeones, es normal pensar que la materia gris no es más que un lastre (aunque liviano) para muchos deportistas...pero hay excepciones. Lo realmente curioso es que esos discursos vacíos y repetitivos sean objeto de análisis minucioso por gente que no es tan estúpida... volvemos a las coordenadas.
    Anónimo espectador, me alegro de que por fin valores nuestra visión idealizada del deporte... y SÍ, tienes razón, estamos en el siglo XXI. TENDREMOS QUE ESPERAR al XXIV para que por fin triunfe el idealismo sobre el materialismo. El hombre sigue evolucionando movido por sus ideales y aunque quedan algunos nostálgicos de los gladiadores, lo cierto es que se han extinguido.
    También es cierto, anónimo, que he tenido que usar cafeína para intentar estar a la altura de este foro, pero si acordamos prohibirla, prometo rehabilitarme.

    Saludos

    ResponderEliminar
  46. Lo siento Marcos pero tu post como escrito en sí está lejísimos del nivel de los comentarios, incluso los tuyos. Eso sí, has dado en el clavo en el tema, el tiempo y en la forma.
    Tengo la salida común a tanto debate: El todo es una mierda.
    La política es una mierda, el deporte es una mierda, las farmacéuticas son una mierda, la economía es una mierda, el medioambiente, la solidaridad.... Todo es una mierda?
    Posiblemente, pero dentro de la política está el alcalde de mi pueblo,. En el deporte está un vecino mío que quedo cuarto en la San Sivestre de Logroño, mi prima investiga con medicamentos contra el Alzheimer, reciclo la basura, entreno a niños...
    Cada uno sabrá donde quiere estar. Yo por ahora en foros cómo este.

    Saludos

    ResponderEliminar
  47. No lo sientas anónimo. De eso se trata. La realidad casi siempre es mas sencilla de lo que nos presentan. Muchas veces nos enredamos en los detalles y no vamos a lo elemental. El porqué de las cosas es más complicado. Mi objetivo es presentar temas de manera sencilla que se lean cómoda y rápidamente. El nivel, lo ponemos entre todos. Ójala todos los post tengan "tertulianos" como este.
    Respecto a tu comentario, lo comparto totalmente, por eso hablo de "mi deporte".
    Muchas Gracias.

    ResponderEliminar
  48. comparto la foto... mola

    ResponderEliminar

Proyectos

- EJERCICIO FÍSICO, NUTRICIÓN Y SALUD

- NORMATIVOS

- EDUCACIÓN EN HÁBITOS DEPORTIVOS

- RENDIMIENTO DEPORTIVO

​- OTROS


ARTÍCULOS

+Rendimiento

 +RENDIMIENTO En el siglo de lo tecnológico, del estrés, de la globalidad, una alimentación correcta y el movimiento se han conv...

¡Suscríbete!

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *