ATENCIÓN: PADRES, MADRES Y DEPORTE


Como en anteriores ocasiones, escribo este post con la idea de poner sobre “esta mesa virtual” un tema, en este caso el papel de los padres en el deporte de sus hijos, a la espera de que el interés por ello se desarrolle en los comentarios, y entre todos reflexionemos sobre algo que forma parte de la educación de lo que más nos importa en este mundo, nuestros hijos.


Mucho se ha escrito y dicho sobre el papel de los padres en el deporte. Este papel no debe ser diferente al que desarrollamos en otras áreas como en el colegio, el teatro u otra actividad que lleve a cabo nuestro hijo. Así de sencillo.


El deporte, a pesar de sus detractores, es una escuela de vida, un experimento controlado donde las relaciones humanas y la necesidad de cumplir con una serie de requisitos bajo una experiencia organizada y normalizada, hacen de él una potentísima herramienta para transmitir esos  valores de los que tanto se habla. Es cierto que nuestro hijo o nuestra hija aprende que es el respeto a los demás, el cumplimiento de una norma o la competitividad, por ejemplo, aspectos que se van a encontrar en nuestro mundo cuando “salgan” a él. Pero como siempre, el problema no esta en el fondo, el deporte, sino en la forma, su puesta en práctica. Y ahí es donde los padres tenemos nuestro gran compromiso.


Ante el exceso de responsabilidad, de competitividad, de estrés…debemos actuar minimizando su protagonismo. Ante la falta de compromiso, interés…. todo lo contrario. Es decir, reducir los impactos de aquello que en exceso, repito, en exceso, puede ser perjudicial y promoviendo todo aquello que conforman los verdaderos aspectos positivos del deporte para la vida.

Y aquí es donde algunos se equivocan, ganar no es lo más importante. Los motivos varios: falta de control emocional, necesidad de protagonismo propio, desconocimiento, falta de sentido común… consiguiendo todo lo contrario de lo que se pretende: aumentando la competitividad y el estrés, lo que lleva a un exceso de responsabilidad del niño que no está preparado para asumirla. Y por supuesto esos valores positivos que aducimos, quedan en un segundo o tercer plano, desapareciendo su protagonismo. Es decir, una actividad tan interesante se convierte en un enemigo para la formación de nuestros hijos.

Cual debe ser nuestro comportamiento ante la práctica deportiva de nuestro hijo:

En primer lugar, elegir lo mejor posible
1. Dar varias opciones de práctica, así asumirá el compromiso de su elección. La heterogeneidad del deporte nos permitirá encontrar opciones adaptadas a las características de nuestro hijo.
2. No debemos elegir la actividad más cómoda para nosotros, ese no puede ser el criterio de elección.
3. Asegurarnos la calidad de la actividad, sobre todo en lo referente a la formación y experiencia de los técnicos. No busquemos adiestradores sino educadores.

Una vez iniciada la actividad
4. Nuestro hijo debe notar nuestro interés por lo que hace, es motivo de satisfacción para él y fijará su hábito.
5. No somos los protagonistas, solo los invitados.
6. Respetar las acciones y decisiones del técnico deportivo responsable de nuestro hijo, al igual que hacemos con sus profesores. No hacerlo implicará que nuestro hijo pierda la confianza y el respecto por él. Evidentemente, ese no es un buen mensaje educativo.

En la competición
7. Somos invisibles. El niño debe saber que estamos ahí, apoyándole y solo interactuar con él esporádicamente y con el único objetivo de motivarle en la práctica. El niño también aprende a ser independiente, a romper los lazos con sus progenitores, como digo de manera experimental y controlada. Que el niño no busque la aprobación de sus padres a lo que hace con su mirada. 
8. Dicho lo anterior, no debía ser necesario comentar que es nuestra responsabilidad comportarnos de manera correcta, nunca de manera maleducada dirigiéndonos a los deportistas, entrenadores o árbitros/jueces. No debía ser necesario comentarlo, sin embargo lo es. No es tan común, vayámonos a las estadísticas, pero si es muy notorio verlo en las competiciones escolares.   
9. Dar más valor a su actuación que al resultado. Ser crítico respecto a su actitud durante la competición, al igual que en otros aspectos de su educación, dando nuestra opinión sobre lo que ha estado bien y lo que no lo ha estado tanto. Pero todo esto, ya fuera de la instalación deportiva, en el ambiente familiar.

10. ¡Ah! Y de pensar que tenemos un futuro profesional del deporte en la familia, nada. Son muchas las variables que influyen en eso. Las mismas que para que nuestro hijo sea un buen cirujano, arquitecto, fontanero o astronauta. Pongamos los mimbres para una buena educación deportiva y con eso contribuiremos a su mejor formación. Con eso, llegaremos a buen fin. El resto no está en nuestras manos.


¿Sentido común? Pues no siempre lo utilizamos.

Es opinión.
Share:

18 comentarios:

  1. Muy interesante este post!! Además con mucho sentido común. Gracias, Marcos nos encanta leer tu blog!

    ResponderEliminar
  2. Me parece lo que dices muy completo.

    El papel de los padres y madres siempre es fundamental en todos lo ámbitos de nuestra vida.

    En la vida todo es competición y en el deporte debe encontrarse esa competición sana y educativa. Todos debemos formar parte de ella, cuando se gana o se pierde porque "lo importante es participar".

    Tenemos además que dar opciones de ocio a nuestros hijos que marquen sus valores más allá de la diversión pura y descontrolada que se encuentran en otro ámbitos de la vida.

    Qué opciones damos a nuestros hijos para no lamentarnos mañana de sus momentos de ocio, sus formas de ocio, sus compañías?.

    En tu anterior post había gente que veía lo malo del deporte de alta competición. En este hablas de la esencia del deporte: igualdad, respeto, esfuerzo, solidaridad, salud, diversión...

    Los que somos padres, siempre necesitamos un apoyo a la hora de educar a nuestros hijos y el deporte, es uno de los medios buenos de hacerlo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Muy buena reflexión, Marcos. Me encanta el deporte y he de confesar, que son los padres los que me han alejado de los campos de entrenamiento y de las competiciones infantiles.
    Somos padres y desde luego que queremos lo mejor para nuestros hijos pero debemos recapacitar sobre el papel que jugamos en su formación deportiva.
    Debemos ser impulsores y potenciadores de la práctica de hábitos saludables entre los que se encuentra el deporte.
    Debemos ser un apoyo en su desarrollo tanto en tareas logísticas, normativas y emocionales.
    Debemos motivar y retroalimentar la acción deportiva. Reconocer sus capacidades y sus cualidades y mejorarlas.
    Debemos vigilar el cumplimiento de las reglas, de las normas de convivencia y educación. El respeto por la actividad y el contrario.
    Debemos fomentar el desarrollo de relaciones interpersonales, el intercambio de experiencias, la empatía pero también de la reflexión y la autocrítica.
    Debemos saber inculcarles los valores positivos del deporte, como esfuerzo, disciplina, honradez,reponsabilidad,autonomía, amistad y respeto.
    Pero sobre todo, debemos enseñarles a divertirse con la práctica deportiva como medio de disfrute y desarrollo personal.

    ResponderEliminar
  4. muy bueno, y para aprender todos un poquito

    ResponderEliminar
  5. Marcos, muy interesante esta reflexión. Te mando este enlace para que le eches un vistazo a esta iniciativa que ha puesto en marcha la diputación de Bizkaia para la formación de padres y madres en deporte escolar: http://www.bizkaia.net/kultura/kirolak/heziketa/index.asp?tem_codigo=6665&Idioma=CA#texto

    ResponderEliminar
  6. Buenas Marcos.

    Totalmente de acuerdo con lo que expones.

    Aquellos que trabajamos con personas, tanto adultos como con niños, somos los primeros que debemos educar en esos valores, principios y sentido común, y sobre todo, predicar con el ejemplo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. PAPÁ ENTRENADOR
    El siguiente documento se encuentra en posesión de varios Clubes de Fútbol Españoles aunque se desconoce su procedencia.
    Lo he visto en Clubes y Patronatos deportivos y ahora en el Blog que te pongo al final
    ¿Papá, qué estás haciendo?
    No sé cómo decírtelo. Seguramente crees que lo estás haciendo por mi bien, pero no puedo evitar sentirme raro, molesto, mal. Me regalaste un balón cuando apenas empezaba a andar. Aún no iba a la escuela cuando me apuntaste al equipo. Me gusta entrenar durante toda la semana, bromear con los compañeros y jugar el Domingo como lo hacen los equipos grandes. Pero cuando vas a los partidos... no sé. Ya no es como antes. Ahora no me das una palmada cuando termina el partido, ni me invitas a un bocata. Vas a la grada pensando que todos son enemigos; insultas a los árbitros, a los entrenadores, a los jugadores, a otros padres...¿Porqué has cambiado?

    Creo que sufres y no lo entiendo.Me repites que soy el mejor, que los demás no valen nada a mi lado, que quien diga lo contario se equivoca, que sólo vale ganar. Ese entrenador del que dices que es un inepto es mi amigo, el que me enseñó a divertirme jugando El chaval que el otro día salió en mi puesto, ¿te acuerdas?, sí, hombre, aquel a quien estuviste toda la tarde criticando porque "no sirve ni para llevarte la bolsa" como tú dices. Ese chico está en mi clase. Cuando lo vi el lunes, me dió vergüenza.No quiero decepcionarte. A veces pienso que no tengo la suficiente calidad, que no llegaré a ser profesional y a ganar cientos de millones, como tú quieres.Me agobias. Hasta he pensado en dejarlo; pero me gusta tanto...Papá, por favor, no me obligues a decirte que no quiero que vengas más a verme jugar.
    Leer más en: http://www.culiblanco-futbol.com/2011/06/papa-entrenador-escrito-en-muchos.html
    Un saludo
    Fernando Novella

    ResponderEliminar
  8. Buenos días a todos.

    El tema de los padres/madres en el deporte y su influencia en sus hijos es uno de los puntos fundamentales que se tocan en la Licenciatura (teoría resumida en el post de Marcos) y que posteriormente los Lcdos. que hemos trabajado el deporte con niños hemos intentado atajar desde un primer momento.

    En la parte prácita considero que uno de los principales errores, relacionado también con este post, que se comenten en los clubes es dejar las categorías inferiores a monitores deportivos sin ningún tipo de experiencia ni conocimiento de las etapas evolutivas de los niños (creo que esto daría para otro post) ya que en estas edades es donde más fuertemente se puede influir sobre el niño en todos los aspectos: físico, psicologico, emocional, eductavio, etc.

    En la parte práctia y respecto al post que nos ocupa, lo que nosotros hemos hecho durante años en el club ha sido: primero, asignar un Lcdo. que marque las directrices del trabajo a realizar y que supervise y forme a su vez a los formadores; segundo, mantener reuniones periódicas con los padres/madres de los niños para sentar las bases y dar a conocer el trabajo que se desarrolla con sus hijos y los objetivos que se persiguen en cada categoría y en cada etapa: mes, trimestre, año, bianual, etc.

    Al dejar claro a los padres los objetivos que se persiguen por parte del club, y la influencia que pueden y deben tener ellos sobre sus hijos, considerarmos que hemos conseguido crear una rutina de trabajo que ayuda al desarrollo formativo del niño (y del padre) y que al cabo de los años hemos visto que nos está dando resultados positivos.

    Para terminar, podéis leer más sobre padres y madres en el siguiente artículo: http://www.revistafuentes.es/gestor/apartados_revista/pdf/campo/ccbqtxkr.pdf

    David Pastor

    Un saludo a todos

    ResponderEliminar
  9. Hola a todos "comentaristas". Agradeceros vuestros comentarios. Así como en el anterior post no hubo "unanimidad" respecto a algunos planteamientos, en este asunto, es bastante más evidente. Eso no es óbice para que reflexionemos sobre ello. También quiero reivindicar el papel de la MAYORÍA de los padres y madres que son conscientes de su papel en el deporte de sus hijos. Intentamos hacer las cosas de la mejor manera posible. El problema está con los inconscientes o los, aún peor, los egoistas. Si me permitís, colgaré los enlaces que proponéis en alguno de vuestros comentarios en el twitter.
    Gracias de nuevo y seguimos reflexionando entre todos. Saludos

    ResponderEliminar
  10. Hola Marcos: Me gusta tanto tu post que lo colgaría en carteles en colegios, polideportivos, clubs, etc. El deporte es para disfrutar y para aprender y los padres deberíamos tenerlo más claro.
    MJ Gimeno

    ResponderEliminar
  11. Hola Marcos:
    Me ha gustado la reflexión sobre el papel de los padres y el deporte y con tu permiso voy a poner en mi blog un enlace al tuyo ya que es interesante que lo puedan leer los padres de mis atletas. Como bien dices tambien hay muchos que sí lo hacen bien.
    Muchas gracias. Montse

    ResponderEliminar
  12. Muchas gracias por vuestros comentarios MJ Gimeno y Montse.No es más que sentido común pero, ya sabemos que ¡no siempre es el más común de los sentidos! Me estáis animando a escribir más sobre el deporte en edad escolar. Le estoy dando vueltas a un post sobre el papel del técnico deportivo (que también, tiene tela). Seguimos reflexionando.

    ResponderEliminar
  13. Me ha encantado el artículo.

    Se me podrá acusar de rojo incendiario o de lo que sea, pero una sociedad que permite esos "salarios" obscenos a unas personas por el mero hecho de realizar una práctica deportiva con más talento y mejor prestación y no a otros, como investigadores que provocan el bien de millones de personas...es una sociedad enferma.

    Una sociedad enferma de éxito, la búsqueda del éxito a culquier costa en cualquier ámbito. La extrema competividad por ser o por tener. Que provoca frustración, complejos...mientras dos terceras partes del mundo viven más felices que nosotros a pesar de tener que luchar cada dia por un trozo de pan y agua potable.

    Enhorabuena por difundir VALORES.

    ResponderEliminar
  14. Si se aprendieran esos valores dentro y fuera del deporte..¡¡¡otro gallo nos cantaría!!! Y sin embargo muchas veces subestimamos la potencia de las herramientas que tenemos a nuestro alrededor o las usamos mal. El deporte es una escuela de vida, sin duda y había que "exprimirlo" más. Un saludo Javier y gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar
  15. Muy interesante para todos, padres especialmente y los que muchas veces los sufrimos en nuestra actividad, pero !ojo con la transmisión de valores! ya que no todos los que tienen esta misión pueden predicar con el ejemplo.
    Te dejo un enlace que contiene mucha información relacionada y enhorabuena por la difusión de este tipo de artículos.

    http://barbadasbase.blogspot.com/search/label/PADRESHIJOS

    ResponderEliminar
  16. Muchas gracias Rober por tu comentario. El enlace que compartes es muy interesante, muchos artículos relacionados con el comportamiento de los padres. Gracias y un saludo

    ResponderEliminar
  17. Se sale un poco del tema, pero sirve para todos aquellos padres que visiten este rincón.

    A mi desde luego me ha impactado y concienciado:

    http://www.notengotele.com/curiosidades/la-obesidad-explicada-en-un-minuto#.T05KcgyLeAo.facebook

    Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  18. CARTA DE UNA MAESTRA:


    Yo jamás le falté el respeto a la presidenta, pero el discurso de ayer fue lo más patético, e irrespetuoso que pudo ser para cada uno de los docentes que la escucharon. Es una ignorante, porque realmente habla desde el sillón del autoritarismo.... La invito a que pase un sólo día de su vida, en el cuerpo y la cabeza de un docente.
    CAMBIE SUS 5000 PARES DE ZAPATOS IMPORTADO por un par de zapatillas embarradas después de llegar un día de lluvia hasta la escuela,
    CAMBIE SU AUTO DE LUJO CON CHOFER PERSONAL por un micro repleto de gente llena de bronca que llega tarde a trabajar,
    CAMBIE SU CARTERA DE 3000 DOLARES por la mochila o portafolio pesado y repleto de libros y cuadernos que llevamos a casa para corregir,
    CAMBIE SUS MANOS ENCREMADAS Y SU CARA DE IMPECABLE MAQUILLAJE, por las de un docente que vuelve a su casa con las manos resecas y envuelto en tiza,
    CAMBIE SU IRRESPETUOSO DISCURSO LLENO DE AGRESIVIDAD HACIA QUIENES GOBIERNA, por su voz afónica de tanto explicar una y otra vez un mismo tema de mil formas para que sus 10, 20 o 30 alumnos lo aprendan,
    CAMBIE SU GENTE BIEN PAGA QUE LA APLAUDE Y OVACIONA por algunos padres violentos y alumnos que descargan su furia por la miseria que viven, teniendo de blanco a sus docentes,
    CAMBIE SUS VIAJES POR TODO EL MUNDO "DE NEGOCIOS" EN HOTELES DE 100 ESTRELLAS Y AVIONES DE PRIMERA LINEA por el trabajo de docentes que en urbanos repletos, micros, a dedo o hasta en canoas llegan a villas miserias, islas que ni conoce y caminos rurales para dar clases a un puñado de niños...
    CAMBIE SUS DIAS DE SPA, SUS EMPLEADAS DOMESTICAS, Y CADA UNO DE SUS EMPLEADOS PERSONALES por UD misma, volviendo a casa después de su jornada laboral con trabajo pendiente, carpetas que preparar, su casa para limpiar, su ropa para lavar, sus hijos para atender, la reunión de padres para asistir, un padre a cargo, una pareja que la necesita y/o una mascota que también demanda su tiempo y cariño,...
    CAMBIE SU POSIBILIDAD DE AYUDAR A MILES TENIENDO TODOS LOS RECURSOS PARA HACERLO, por la angustia que vive el docente que trata de cambiar el mundo o al menos, las pesadillas de vida de sus alumnos y solo tiene una tiza y su voz para lograrlo...

    Y ASI PODRIA CONTINUAR CON MI PROPUESTA. Y si sigue pensando igual después de ese día, realmente, no será una ignorante, sino una persona con muy poco de humana.
    YO SEÑORA PRESIDENTA, ME GANO EL RESPETO DE MIS ALUMNOS, NO LO IMPONGO.
    ME GANO EL DERECHO A UN MEJOR SUELDO, NO ME LO AUTOREGALO.
    ME GANO LA DIGNIDAD TRABAJANDO, NO HABLO DE ELLA EN DISCURSOS LLENOS DE AGRAVIOS...

    SI ESTA ES SU FORMA DE SER LA PRESIDENTA DE "TODOS", ME DA TREMENDA IMPOTENCIA. RECUERDE QUE LA VIDA ES UNA RUEDA, Y AQUEL QUE ESTA HOY ARRIBA MAÑANA PUEDE NECESITAR DE LOS DEMÁS POR ESTAR ABAJO...
    NO DENIGRE A LA GENTE QUE TRABAJA, DEBERIA DARLE VERGUENZA!!!



    Pero claro, que se puede esperar de un burro, más que una patada...

    ResponderEliminar

Proyectos

- EJERCICIO FÍSICO, NUTRICIÓN Y SALUD

- NORMATIVOS

- EDUCACIÓN EN HÁBITOS DEPORTIVOS

- RENDIMIENTO DEPORTIVO

​- OTROS


ARTÍCULOS

+Rendimiento

 +RENDIMIENTO En el siglo de lo tecnológico, del estrés, de la globalidad, una alimentación correcta y el movimiento se han conv...

¡Suscríbete!

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *