SUPERCOMPENSACIÓN: ¿ARTE O CIENCIA?

Curva (súper)teórica de la supercompensación.

Lo cierto es que la “palabreja” parece sacada de un comic de superhéroes, parece algún proceso de ciencia ficción. Y algo tiene de eso.

Fue un tal Engelhard el que dijo que  "a toda acción de destrucción (carga de entrenamiento), corresponde una reacción de síntesis (recuperación); al mismo nivel (compensación) y, por encima de este (supercompensación)". Este principio ha servido al ser humano para adaptarse al entorno y sobrevivir. Y en el deporte para mejorar los registros.

La supercompensación es muy posible que sea el concepto más importante de la preparación física y uno de los menos controlados y tenidos en cuenta.

Entonces, ¿Arte o ciencia?


Claramente un arte. ¿Sorprendido? Es lo que me dice la experiencia y lo que voy a intentar explicar, espero que con éxito.

Cuando un entrenador planifica intenta ser lo más objetivo posible, lo más científico posible y nos olvidamos que nuestro deportista, antes de nada es un ser humano. Alguien dijo que la ciencia termina donde empieza la persona y eso es absolutamente aplicable al entrenamiento por muchas razones.

En primer lugar por que una carga de entrenamiento no deja la misma huella hoy que mañana, por la temperatura, por el estado de ánimo, por lo cansado que se encuentre el deportista, por la intensidad con la que se ejecuta…. Por lo tanto, ¿Quién sabe cuánto ha entrenado nuestro pupilo un día, una semana o un mes? Bueno, “a ojo de buen cubero” sabemos si ha entrenado mucho, poco, bien, mal, regular… y oye, eso ya es algo.

Por lo tanto, es imposible controlar la carga de entreno al 100% y siguiendo a Engelhard no sabemos al 100% si el descanso va a “compensar” y “supercompensar” la carga. Ver y adaptar esa parte que no controlamos es un “arte".

Por otro lado el mercado, internet y las instalaciones deportivas están llenos de nuevos sistemas de entrenamiento, de ejercicios maravillosos, de gurús con la piedra filosofal del entrenamiento… Ya decíamos hace unos meses que entrenar es como cocinar. Si se usan cantidades inadecuadas en momentos inadecuados… ya puedes tener los mejores ingredientes que difícilmente vas a hacer una buena paella. 

Evidentemente que la relación entre las cargas y su efecto se basan en principios científicos pero la aplicación práctica tiene multitud de variantes (¿Existe una única y maravillosa?). Esta relación de cargas (y por lo tanto sus volúmenes, intensidades y naturaleza) es algo con lo que el entrenador no siempre "juega” y por lo tanto la curva de la supercompensación puede ser un “puerto de tercera”. 

Me gusta poner el ejemplo del balón y el agua. Todos hemos jugado en la piscina a sumergir un balón en el agua. Cuanto más profundo lo sumerjamos (nivel de carga) más se eleva (supercompensación), siempre con el límite del sobreentrenamiento (que no explote el balón). Si mantenemos el balón sumergido ligeramente por debajo del nivel del agua, por mucho tiempo que lo hagamos, la reacción no va a ser muy intensa. Bueno, pues saber jugar con el balón y sumergirlo en el momento adecuado, el tiempo adecuado y con la intensidad adecuada es algo que no viene en los libros, y por lo tanto… un arte.

Muchos entrenadores son capaces de controlar milimétricamente sus planificaciones, con gráficos maravillosos, son capaces de corregir ejercicios inverosímiles que van a marcar un antes y un después… y luego sus deportistas siempre rinden al mismo nivel, es decir nunca están en forma. En deportes individuales estos deportistas se ponen en forma ¡¡Compitiendo!! Y en deportes colectivos ¡¡Dios mío!! hay deportistas que no saben que es estar en forma. Es decir, no buscan, encuentran o aplican el principio de supercompensación.

Y para los preparadores físicos y entrenadores de deportes colectivos: competir cada semana no es excusa para trabajar con el chip de la supercompensación puesto, simplemente se sumerge el balón de diferente manera y en diferentes tiempos.

Estar en forma es como estar enfermo, si lo estás, lo sabes y no dura para siempre.

Entrenador, las gráficas son fáciles, la teoría se estudia en la facultad y los másteres y la abuela nunca estudió cocina. Ciencia si, pero sin la experiencia y el sentido común... nuestros deportistas estarán en forma cuando no estaba planificado o lo estarán en menor medida que lo que pudieran.

Entrenamiento de la fuerza y la supercompensación son mis temas favoritos de preparación física, podemos seguir hablando hasta justo antes del infinito.

Es opinión, espero vuestros comentarios.

Foto: www.corredores-populares.es
Share:

15 comentarios:

  1. Muy de acuerdo, excelente reflexión sobre nuestra mezcla de ciencia y arte diario que todos los entrenadores debemos de dominar o intentar hacerlo.

    ResponderEliminar
  2. Pues no estoy de acuerdo. El arte y la ciencia son una misma cosa, el conocimiento de los métodos, las normas y las materias primas. El problema es el científico o el artista que desarrolla el trabajo. No todos lo que intentaron pintar fueron Picasso ni todos los que intentaron física fueron Einstein. Pero tenían los mismos medios y conocimientos, aunque unos los aplicaron bien y otros no tanto.
    El problema es multifactorial, pero la fisiología del esfuerzo en relación a la compensación y supercompensación son una ciencia y un arte, y son la misma cosa.
    La complejidad es sin dudas muy grande, pero también habría que ver si todos los conceptos se entienden de la misma forma por todos los entrenadores.
    Respecto a tu ejemplo, hay un detalle sobre la pelota bajo agua y al supercompensación, no solo que si se sumerge muy poco por mucho tiempo no subirá más, también es cierto que a partir de determinada profundidad, aunque bajemos más, siempre saldrá con la misma fuerza y alcanzará la misma altura. Es una cuestión física. De la misma forma que la supercompensación tiene un rango,... y no es infinita. Con esto quiero decir que no por aumentar la parte del entrenamiento dedicada a supercompensar se alcanzará mayor efecto, hay también que conocer hasta donde forzar para que el efecto sea óptimo y que a partir de ahí no hay más.
    salud
    xotk

    ResponderEliminar
  3. Animado e interesante debate. Creo que es la primera vez que comento en un post a la hora de publicar.
    Evidentemente que la magia no existe y por lo tanto en entrenamiento está basado en elementos científicos. Lo que ocurre es que la realidad es tan compleja, las variables tantas que es imposible controlarlas e incluso conocerlas (de hecho ni la ciencia las conoce, así que en muchas ocasiones podíamos incluso considerar que hay situaciones "mágicas").
    Personalmente puedo aportar mi experiencia. Lo que estudié en la facultad me sirvió para entender lo que hacía mi entrenador y no al revés. Ahora como entrenador intento aplicar tanto "la ciencia" como "el arte".
    Respecto a la pelota, es solo un ejemplo, pero si la concentración de cargas es muy elevada, la pelota explota. Por otro lado el límite está mucho más lejos de lo que pueda parecer, o al menos esa también es mi experiencia.
    La supercompensación es intrínseca al entrenamiento. La optimización en la gestión de las intensidades, naturaleza y ojo, concentración de las cargas dará un resultado u otro. No ser consciente de este principio es no poder encontrar nunca un excelente estado de forma física. Y repito, al menos esa es mi experiencia como atleta y como entrenador.
    Saludos y gracias por vuestros comentarios

    ResponderEliminar
  4. Con todos los respetos, tienes un error de concepto. Cuando dices "ni la ciencia las conoce", no es acertado. Y es que ciencia es siempre "hasta donde se conoce", siempre es el conjunto de conocimiento (ver la definición de RAE). Lo demás, lo que todavía no se conoce, no es ciencia. La ciencia es un método, y la obtención de resultados basados en ese método.
    Reitero, otra cosa es que el experimentador (en este caso el entrenador) sea capaz de utilizar bien el método (cargas, volúmenes etc.) y los elementos (en este caso el atleta).
    Por lo tanto, la optimización de la gestión e intensidades etc dependerá del conocimiento del artista. Picasso disponía de los mismos colores que todos... pero utilizaba otras formas, porque conocía a base de experimentar con formas.

    Sobre el ejemplo de la pelota, creo que tampoco lo has entendido. Y pido perdón de antemano si me equivoco. Pero por cuestiones físicas, hay un rango de profundidad en el que la pelota siempre alcanzará la misma altura, y es que durante su ascenso se encontrará con un rozamiento del agua por encima que reducirá el mayor empuje de expulsión que se obtiene al estar más profundo (antes de llegar a profundidad de rotura por presión). Lo mismo sucede con la supercompensación, hay un rango de factores (antes de llegar a rotura del atleta) para el que la supercompensación no es lineal, es una meseta, es decir, incrementas intensidad o carga o volumen y siempre obtienes el mismo resultado en supercompensación. Por tanto, lo ideal es conocer la carga óptima. Y eso es un trabajo científico que cada entrenador tiene que hacer con cada atleta. Lo cual conlleva un riesgo importante.... y si se acierta una recompensa importante.

    Fisiológicamente, la supercompensación es la respuesta del organismo que le permite responder a cargas/volúmenes/intensidades cuyo rango supera hasta un límite al factor (carga/volumen/intensidad) que provocó la respuesta. Por eso, como bien dices, es intrínseca al entrenamiento. Pero lo que está claro es que no es infinita... por tanto también hay que conocer el límite superior del rango de supercompensación. Y es que la fisiología tiene límites, y estos además son personales, por lo que el entrenador tiene un problema individual que resolver con un experimento científico (aplicando un método) con cada uno de sus atletas. Quizás eso, incrementa de forma exponencial la posibilidad de hacer en deportes de grupo que ante el mismo entrenamiento todos produzcan supercompensación adecuada....
    saludos
    xotk

    ResponderEliminar
  5. Me quedo con el final de tu primer párrafo:"Por lo tanto, la optimización de la gestión e intensidades etc dependerá del conocimiento del artista. Picasso disponía de los mismos colores que todos... pero utilizaba otras formas, porque conocía a base de experimentar con formas". Ese es el resumen del post. Sobre que es o que deja de ser la ciencia, sinceramente, lo considero absolutamente secundario y, al menos en mi caso, es solo una forma de expresión.

    Respecto a la pelota, repito, es un ejemplo, lo más gráfico que se me ocurre no para personas que demuestran un gran conocimiento como haces tú, posiblemente superior al mío, sino para muchas otras que leen este blog. Mis piernas han soportado la fatiga y el entrenamiento y como bien dices lo ideal es conocer la carga óptima y como bien digo yo los límites están más lejos de lo que pensamos (o al menos así era en mis piernas y en las de los que me acompañaban).

    Amsolutamente de acuerdo contigo, la supercompensación no es infinita, afortunadamente y algunos la "flexibilizan" dopándose.

    Y sinceramente, pese a que empiezas diciendo en tus dos comentarios que no estás de acuerdo y que tengo un error de concepto, no veo que tus apreciaciones estén muy distantes de las mías.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Muy interesante y entretenido el debate, el término correcto para describir el tipo de rotura por presión a cierta profundidad es “implosión”, lo siento, también quería decir algo sobre la polémica pelotita... ;-)
    El ejemplo de la pelota está bien a groso modo para dar una idea básica aunque un poco imprecisa en profundidad. Me explico, el cuerpo humano reacciona a un estímulo el cual le puede producir una degradación de tejidos y depleción de sustancias en mayor o menor grado dependiendo de la intensidad de dicho estímulo y su duración, de igual manera se recuperará y sobrecompensará dependiendo del aporte adecuado de sustancias y el tiempo de reposo del que disponga. Con esto quiero decir que la pelota no perderá ninguna de sus facultades por mucho que nos empeñemos mientras no sea una situación extrema (demasiada profundidad) e implosione, pero el cuerpo humano puede degradarse e ir perdiendo facultades progresivamente y de manera, en ocasiones muy rápida, si le exigimos demasiado y/o si fallamos en la dosificación de las variables anteriores. Totalmente de acuerdo con que cada persona es un mundo y hay que adaptar los planes de entrenamiento y nutrición de manera individual. Respecto a que el arte es lo mismo que la ciencia discrepo, cada una es lo que es y pueden ir de la mano, pero no siempre. Pero si estoy de acuerdo en que puedes tener los mismos conocimientos que otros profesionales del sector pero no saber aplicarlos con la misma efectividad y eso no quiere decir que el que mejor los aplica es un artista, si no que quien no los aplica bien no es todo lo competente y profesional que debería ser, que no es lo mismo. Es una opinión más...

    Un placer seguir tus debates Marcos.

    ResponderEliminar
  7. Esta vez me toca observar y aprender.
    Tal vez os estáis enredando en un debate teórico. Mi experiencia como deportista es que he sido un ser adaptativo, siempre me he adecuado al nivel de exfuerzo exigido pero cada vez me he encontrado más cómodo en un nivel mayor. Como entrenador (tal vez por ser un deporte de equipo) nunca he estado seguro de manejar ese factor, puede que nos guie la experiencia, los resultados o los objetivos cumplidos. Creo que se trata de un proceso de retroalimentación al que te adaptas.
    Animo y saludos

    ResponderEliminar
  8. Muchisima teória y muchisima ciencia pero, ¿entonces los mejores entrenadores son los que más medios tienen? si partimos de la base de tener un montón de buenos, formados, motivados y preocupados entrenadores, como por ejemplo vosotros, y si la ciencia es concreta como sabemos (no estoy de acuerdo en que la ciencia se queda, aunque sea definición de "tal", en lo que ya sabemos, es más bien una interpretación de las leyes y bases cientificas)y si encima os doy los mismos medios.. ¿porque encontramos diferencias en el rendimiento de deportistas si utilizamos a diferentes entrenadores? utilizando los recursos y métodos de medición modernos y si el entrenamiento es solo cientifico ¿no deberiamos cuadrar los resultados diferentes entrenadores? sabemos que cada individuo es diferente pero no la ciencia ¿no habría solo que ser cientifico para ser el mejor entrenador?
    Creo que aunque hablemos de lo mismo básicamente me posiciono más con la opinión de Marcos y ese algo humano que se nos escapa a nosotros como entrenadores y a la ciencia y que puede estar relacionado con la genialidad de Einstein o de Picasso!!!!
    Gracias y muchos saludos a todos, así evoluciona el ser humano y supercompensa el.. ser humano, jeje!!

    ResponderEliminar
  9. Es cierto, es una mezcla de ciencia y arte. Es ciencia porque supone aceptar una serie de parámetros y métodos pero tiene un componente de arte porque no existe una fórmula universal, una ley aplicable que nos asegure de forma precisa los objetivos.
    Un mal deportista, sin capacidades o actitudes, no lo puede hacer bueno un entrenador pero un buen deportista puede hacerse perder por un entrenador.
    Saludos y ánimo

    ResponderEliminar
  10. Bueno, otro día debatimos sobre si la ciencia es arte, y viceversa.
    Respecto a que dos entrenadores obtendrán rendimientos diferentes del mismo atleta, no está reñido con la ciencia. Cada entrenador tiene los mismos conocimientos, y los mismos recursos, pero su propio criterio de aplicación (y aplicar parámetros en una ecuación es ciencia).
    Imaginad dos arquitectos con los mismos materiales para construir un edificio.... cada uno hará uno diferente, uno será más funcional, otro más bonito... pero nunca idénticos. Y ambos válidos.
    Imaginad dos ingenieros para diseñar un avión (por ejemplo ahora los 787 y el 380). Prácticamente los mismos materiales y conocimientos de física... pero diferentes aviones con rendimientos y formas diferentes.
    Le podéis llamar arte a la interpretación que el arquitecto hace o el ingeniero o el entrenador.... yo le llamo ciencia aplicada cuyos resultados nunca serán idénticos a los del vecino. Solo si se trata de teoría sobre el papel... la solución a un problema o una ecuación da mismo resultado, pero en la vida real... los mismos parámetros en diferente orden, o intensidad o ... dan diferentes resultados. Pero es ciencia (y arte!).

    vuelvo a lanzar el mismo reto que aparece en el post original, es ya difícil llevar a un atleta de forma individual. Entonces, encontrar el equilibrio para un deporte de equipo resulta una tarea cuya dificultad crece de forma exponencial con cada sujeto.
    salud!!! y fantástico debate.
    xotk

    ResponderEliminar
  11. DISCREPO EN ESTE ARTICULO,EXISTEN ESTUDIOS CIENTÍFICOS SOBRE ESTE TEMA CON RESULTADOS DEMOSTRABLES,YO EN LO PARTICULAR TENGO MIS EXPERIENCIAS PROPIAS DE ALCANZAR EL RESULTADO EN EL MOMENTO OPTIMO ,YA QUE ME HE DEDICADO TODA MI VIDA PROFESIONAL A TRABAJAR SOBRE ESTE TEMA ,POR SER UN ESLABÓN FUNDAMENTAL EN EL RESULTADO COMO LO ES HOMOLOGA-MENTE LOS OTROS FACTORES QUE INCIDEN EN UN RESULTADO DEPORTIVO

    ResponderEliminar
  12. Este post ya me parece el colmo, lo que no tiene ningun sentido, es que se dediquen gente de Inef sin ningún tipo de preparación científica a diseñar planes de entrenamiento, despues de esto, se pueden leer frases como las tuyas ...

    ResponderEliminar
  13. Hola a tod@s:
    Celebro las discrepancias, pero no tanto el tono. Discrepar de tal y como lo hace el amigo anónimo sin conocer la experiencia y el resultado de quien escribe este post, es cuando menos imprudente. Sin querer dar lecciones a nadie (¡Dios me libre!) hablo desde mi experiencia como licenciado en educación física (sí), entrenador nacional de atletismo, en activo y con atletas internacionales seniors y como atleta, también internacional. Creo que puedo, en mi blog, opinar de algo que llevo más de 20 años haciendo.
    Por cierto, mis atletas suelen llegar en forma a las competiciones importantes.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  14. setsedtstsetgs p u t a m a d r e deyhutgdyeshytrded

    ResponderEliminar

Proyectos

- EJERCICIO FÍSICO, NUTRICIÓN Y SALUD

- NORMATIVOS

- EDUCACIÓN EN HÁBITOS DEPORTIVOS

- RENDIMIENTO DEPORTIVO

​- OTROS


ARTÍCULOS

+Rendimiento

 +RENDIMIENTO En el siglo de lo tecnológico, del estrés, de la globalidad, una alimentación correcta y el movimiento se han conv...

¡Suscríbete!

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *