PROFESIONALES POCO PROFESIONALES

Mientras la temporada de los deportistas de más nivel en deportes individuales encara la recta definitiva, la temporada de los deportistas de más nivel de deportes colectivos empieza a florecer. Julio es mes pretemporadas.

Cada deporte tiene su naturaleza, sus características, sus valores… Siempre se ha dicho que los deportes colectivos desarrollan una sociomotricidad (saludos a Parlebás) que no consiguen los deportes individuales. Posiblemente sea cierto, y discutible. También es habitual que se diga que en los deportes colectivos el éxito es del grupo y a veces algunos se “esconden”. Lo que tengo claro es que en los deportes de equipo la suma de sus efectivos debe ser superior al de sus individualidades. Posiblemente sea ese el secreto de los equipos revelación y de los equipos campeones.

También es cierto que como dice el refrán, cuando el dinero entra por la puerta el amor salta por la ventana, al menos a veces. Esto ocurre en los profesionales poco profesionales, que lo son a final de mes y no siempre lo son en el día a día.

Un claro reflejo es la pretemporada. Deportistas que, ¡Oh!, llegan dos días tarde a la convocatoria de su entrenador, sobrecargas musculares poco “sobrecargadas” la primera semana… en una palabra ESCAQUEO.

Es difícil ver ese escaqueo en el día a día, quizá sea más fácil para el que conoce al deportista o para el que tiene el ojo entrenado. Para los que no somos ni una cosa ni otra nuestro momento es la pretemporada.

Durante la pretemporada toca “fajarse” más de lo habitual en lo físico, se produce un cansancio diferente, al que no se está acostumbrado… algunos incluso pueden pensar que no es necesario, pues lo es, máxime cuando durante la temporada hay dos partidos a la semana y no siempre hay tiempo para “cargar las pilas”. Hay que prepararse para lo que viene después. Es triste ver deportistas que podrían rendir mucho más de lo que hacen y que quizá podían conseguir éxitos deportivos mayores (e incluso engordar la cartera).

Señores poco profesionales: Cobran por dar lo mejor de ustedes mismos al equipo que les paga. Su papel es muy importante en el equipo, por eso están aquí. Respeten el trabajo de los profesionales que les rodean, sean sus propios compañeros o los técnicos que les dirigen, ellos dan lo mejor de si mismos, quizá sea algo que puedan aprender. Cuando hayan aprendido esto serán profesionales no solo en la nómina.

¿Eres un deportista profesional? ¿Te has dado por aludido? Pues tú mismo. Yo no te querría en mi equipo.

A los “profesionales profesionales” y a los que les han acompañado durante su formación como deportistas, ENHORABUENA, al que da lo que tiene no se le puede pedir más.


Es opinión espero vuestros comentarios.

Share:

4 comentarios:

  1. He de decir también que en el deporte hay muchísimo intrusismo. Muchas personas que son entrenadoras por hobby o simplemente por el dinero extra. Cuando alguien es entrenador por vocación y bien formado, ya sea un Licenciado/Graduado en Ciencias del Deporte, los resultados están ahí. Nuestros jugadores son nuestro reflejo, y serán lo que nosotros nos esforcemos por crear. Y es así que pediría a aquellos entrenadores de "caramelo" que antes de echar a la basura el talento de jugadores mejor que se queden en sus casas o se busquen otro trabajo.

    ResponderEliminar

  2. Actualmente me encuentro dando una formación para monitores en defensa personal, mis alumnos en teoría ya son monitores en algunos deportes de contacto (taekwondo, kung fu, kick boxing, etc) pese a todo he comenzado por lo básico, la programación y sus partes.

    Curiosa sorpresa me he llevado cuando una parte significativa de mis alumnos en este curso de titulación no se plantean objetivos, llegan a clase, explican ejercicios y cuando ha acabado el tiempo se van a su casa.

    Ante las tres preguntas básicas que debería formularse cada entrenador muchos de ellos no tienen respuesta: ¿REALMENTE qué quieres que aprendan tus alumnos/deportistas? ¿cómo lo vas a conseguir? ¿en qué momentos y como vas a comprobar que están aprendiendo o que ya lo han aprendido?

    Luego están los que omiten sus objetivos porque el único objetivo que tienen es que memoricen un contenido concreto, el contenido lo marcan como fin en vez de como camino para llegar al fin, les transferí un ejemplo a musculación, si alguien se apunta a tus clases de musculación porque quiere sacar más brazo, crees que te paga para aprender a hacer curl de biceps o para que a través del curl de biceps pueda aumentar su volumen muscular? si alguien se apunta a tus clases de defensa personal le vas a examinar de la correcta ejecución técnica del low kick o de cuando aplicarlo?

    Tras leer el artículo me da la impresión de que "profesionales poco profesionales" se dirige en casi todo el texto a esos deportistas que escaquean esfuerzos pese a cobrar por acudir a los entrenamientos, el compañero @DiegoInefto abajo en comentarios habla además de esos entrenadores poco cualificados que entrenan por hobby o por un pequeño sueldo extra.

    Al final cuando a uno le pagan por que ejecute un trabajo (sea deportista o entrenador) considero que debe al menos esforzarse en cumplir las espectativas, sino los propios profesionales deberíamos darle un toque de atención.

    un saludo, y felicidades por el interesante tema.
    Enric

    ResponderEliminar
  3. Esa es, como dice Del Valle, hay que asegurarnos que nuestros alumnos conocen cual es el objetivo y como lo conseguimos, y muchos entrenador no lo saben, puse el ejemplo de entrenadores que entrenan por hobby porque es lo que más veo, que organizan sus sesiones imitando otras que han visto o en el caso de ser viejos jugadores, han tomado de sus entrenadores. Todo cambia, y lo que antes era una buena metodología ya no lo es, o simplemente no se tiene en cuenta el abanico de opciones a la hora de enseñar, y eligen la única que conocen.
    En general puedo decir que estos entrenadores de "caramelo" son una lacra para el deporte, y somos nosotros los que tenemos una mayor formación los encargados de cambiar esto.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. Hola a todos y gracias por vuestros comentarios.

    Algo falla, como digo en el post cuando el amor sale por la puerta y amor salta por la ventana. Si no hay ilusión en un trabajo o actividad se nota a la legua. Quizá falte motivación, y aunque yo en el post me centro en los deportistas profesionales entre entrenadores y monitores ocurre lo mismo. Lo apunto como tema para el blog.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Proyectos

- EJERCICIO FÍSICO, NUTRICIÓN Y SALUD

- NORMATIVOS

- EDUCACIÓN EN HÁBITOS DEPORTIVOS

- RENDIMIENTO DEPORTIVO

​- OTROS


ARTÍCULOS

+Rendimiento

 +RENDIMIENTO En el siglo de lo tecnológico, del estrés, de la globalidad, una alimentación correcta y el movimiento se han conv...

¡Suscríbete!

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *