EGOS, GURÚS Y FORMACIÓN DEPORTIVA.


En los libros, también, hay algunos  "gurús de máster".

Hay gente que siempre está dispuesta a aprender y hay gente que siempre está dispuesta a enseñar. Siempre hay gente dispuesta a escuchar y siempre hay gente dispuesta a que le escuchen. La persona que está dispuesta a aprender y escuchar, aprende. 

La persona que está dispuesta a enseñar y a que le escuchen no siempre enseña.  

Hay gente “que se gusta”, que hablan para ellos mismos, que se “regodean en sus curriculums”… y esta semana que tenido la ocasión de hablar de alguno de ellos en diferentes conversaciones.

Creo que son varios los aspectos comunes a estas personas:


1.- Alto grado de preparación teórica: licenciados, doctores, grados, postgrados, másters… que están muy bien, que son necesarios pero,….sigamos….
2.- Escaso grado de preparación práctica: Expertos en derecho que nunca han ejercido, fisiólogos que nunca han salido del laboratorio, entrenadores que nunca han entrenado a alto nivel… la teoría sin la práctica NO ES NADA.
3.- Acceso a las instituciones públicas. Sea como experto contratado, asesor, cargo político o funcionario.
4.- Llamados con asiduidad a dar clases magistrales, ser profesores en masters de prestigio e invitados en congresos internacionales para darle “glamour” a evento…
5.- Empiezan sus alocuciones haciendo un extenso repaso a su curriculum y demostrando su gran agenda social en la materia (¡¡se conocen todos entre ellos!!).
6.- Les gusta “romper moldes” y crear teorías “judío-masónicas” contra la práctica establecida. Los demás somos tontos, lo hacemos todo mal. Incluso se atreven a insinuar que proyectos o deportistas de nivel mundial, con su método hubiesen sido mejores.
7.- Un powerpoint con gráficos, videos, colores, animaciones… el arte de la “forma” vs la necesidad del “fondo”. ¿Recordáis los “retroproyectores”? Ahí no había forma de “esconderse” detrás de una “preciosa” presentación.
8.-Y por supuesto un ego desorbitado, que les hace, a veces mirarte por encima del hombro, consiguiendo que se te quede más cara de tonto después de que te respondan a una pregunta que antes de hacerla.

Todo eso, les convierte en GURÚS de la formación deportiva, en los responsables de que no siempre una formación deportiva de calidad sea de calidad.

Un programa sin "gurús", me consta.
Pero no vayas a pensar que todos los enseñantes son gurús, los hay humildes y preparados, sin nombre, que no estuvieron en el sitio adecuado en el momento adecuado o simplemente les falto “marketing”. De esos, afortunadamente, también te encuentras muchos.

En cierta ocasión tuve la opción de escuchar al entrenador del recordman mundial de decathlon. Empezó su charla diciéndonos que él no podía enseñarnos nada, que solo podía contarnos lo que hacía. 

Aprendí mucho ese día, no solo de preparación física.

¿Me permitís un consejo? Cuando vayas a un curso en el que has puesto todas tus ilusiones (y parte de tu cartera), no solo te fijes en los nombres. Esto es como el cine, las películas más comerciales no tienen por qué ser las mejores.

Señores gurús, un poco de humildad, que la soberbia es uno de los pecados capitales.

Es opinión, espero vuestros comentarios.
Share:

8 comentarios:

  1. Hola Marcos!

    Sabes que siempre me despiertas interes con tu opinion. Estoy de acuerdo contigo en general, y mucho en alguna cuestion concreta.

    A la hora de seleccionar un curso debes guiarte por el contenido o las competencias que vas a adquirir...y no dejarte llevar por lo pomposo del profesorado.
    Me vienen a la cabeza ciertos cursos de especialista y Master que me ofrecen en el ambito de la fisioterapia.
    Hace poco un colega fisio me hablaba algo disgustado de un curso al que le proponia ir. "al final vas a oir a gente que sabe mucho pero que hace años que no ha tocado a un paciente"...me decia el ya se habia dejado "engañar" en demasiadas ocasiones.

    En el ambito deportivo yo he seleccionado cuales son mis referentes, gracias a ser alumno de ellos, haberles conocido en persona y haber leido sus experiencias practicas...voy a dejar sus nombres por si a alguien pudiera interesar.
    Jose Lopez Chicharro y al que fue pupilo de este en su momento, Domingo Sanchez.

    Si los conoces y puedes hacer alguna referencia creo que a mi tambien me aportaria.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. De acuerdo, Marcos, y desgraciadamente esta situación se repite en muchos ámbitos de la vida diaria. Pero de todo se aprende, de los buenos y de los malos, de los buenos lo que hay que saber y de los malos lo que no hay que hacer. pero sobre todo es fundamental formarnos nuestra propia opinión basada en el conocimiento y la experimentación, debemos poder argumentar y sobre todo, sobre todo, estar dispuestos siempre a razonar.
    Recuerdo los objetivos de la carrera, conceptuales, procedimentales y actitudinales. Debemos SABER, SABER HACER y finalmente SABER HACER BIEN.
    saludos

    ResponderEliminar
  3. Totalmente de acuerdo, es más, es una opinión que llevo tiempo compartiendo en mis círculos más íntimos, por aquello de no herir susceptibilidades...Lo que es deplorable, es como entre "ellos" se retroalimentan y se dan palmaditas en la espalda, los demás mortales lo tenemos muy difícil, poco importa el nivel de profesionalidad de cada uno, los gurús sólo destacan en una cosa, en el miedo a confrontar sus "experiencias" y "sabiduría", es duro admitir que hay mejores y más humildes profesionales. Seamos inteligentes, veamos sus debilidades y no creamos a pies juntillas lo que nos dicen, muchas de sus "experiencias" están sacadas de libros y posteriormente maquilladas para ajustarlas a su realidad.
    Un saludo y ante todo mis respetos para todo aquel que desea seguir aprendiendo!!

    ResponderEliminar
  4. Muy interesante tu artículo. Desafortunadamente en México existen muchos casos como el que relatas y estos vienen a conducir cursos y diplomados que las propias autoridades deportivas, de gobierno y federaciones, imponen a los entrenadores para poder fungir como tales en competencias nacionales de carácter oficial.
    Me topé en uno de esos cursos con una duda y me atreví a preguntar al respecto; la respuesta que obtuve fue: "No tengo tiempo para aclarar dudas por falta de atención, este curso es de 20 horas y si no me apego al programa no saldremos a tiempo". Resultado, el conductor perdió credibilidad, al menos ante mí, y yo perdí interés en la conducción enfocándome a estudiar el manual que nos proporcionaron y profundizar consultando los libros que citan en la bibliografía.
    En resúmen, cuando asisto a una conferencia mi interés es inversamente proporcional a la mención del curriculum del ponente.
    saludos!!

    ResponderEliminar
  5. Bueno, bueno pero al meollo, a que curso de Gurus has ido, ;-)

    ResponderEliminar
  6. Estimados "comentaristas":

    No sabéis la satisfacción que da ver que mis "paranoias" despiertan vuestro interés.

    A raíz de este post, son muchas (si, muchas) las personas que me felicitan por poner encima de la mesa este tema. Parece como si todo el mundo estuviera de acuerdo pero nadie se atreviera a comentarlo. Y lo que me ha quedado claro es que en todos los ámbitos "cuecen habas", no solo en nuestro "mercado" (no se si afortunadamente o desafortunadamente).

    Paco, no conozco a las personas de las que me pides referencias, aunque de López Chicharro si que he oído hablar.

    Para terminar, que me estoy pasando, no he ido a ningún curso estos días pero he hablado con gente que si que merecen toda mi confianza, y en distintos ámbitos, y la conversación ha sido la misma. Y claro, me han venido recuerdos... Lo siento Sabinero pero no puedo colmar tus expectativas.
    Lo que si que os puedo decir es que por mi trabajo me encuentro figuras de estos casi todos los días. Para mi son todos "Austin Powers" y si son más mayores "superagentes 86". Eso quizá también merezca un post más adelante.

    Saludos y gracias por vuestros comentarios.

    ResponderEliminar
  7. Estimado Marcos, creo que lo que intentas es establecer un ránking... te voy a proponer un resumen.
    1. Investigadores, realmente son los que desarrollan cualquier campo. Pueden ser capaces de transmitir sus conocimientos de forma inteligible para el resto del mundo (este sería el auténtico Gurú), o no, o pueden ser tan soberbios que no deseen hacer el esfuerzo mental necesario para hacerse comprender.(escasos)
    2. Divulgadores, si no son la punta de lanza, al menos entienden perfectamente a los investigadores y son capaces de hacer comprensibles los resultados de las investigaciones a los mortales.(escasísimos)
    3. Currantes, profesionales que intentan hacer bien su trabajo y aplicar al mundo real sus conocimientos (algunos)
    4.Charlatanes, se aprovechan de su situación de poder o del absoluto desconocimiento de la audiencia o alumnado para encadenar una serie de sofismas y dar la sensación de sabiduría cegadora (afasia de wernicke). En cuanto salen de su microcosmos hacen el ridículo, véase a olímpicos y no-límpicos en Pasapalabra por ir al extremo.(como la langosta)

    ResponderEliminar
  8. Perdóname, pero es que la definición de la afasia de Wernicke viene tan al pelo que no me puedo resistir:
    Se caracteriza por un déficit en la comprensión y el habla fluida, que está completamente desprovista de sentido. Los individuos con este tipo de afasia pueden hablar con oraciones largas (logorrea), que no tienen ningún significado; agregan palabras innecesarias y neologismos y cambian unas palabras por otras (parafasias). Esto hace que su habla alguna vez haya sido denominada como "de ensalada de palabras". En algunos casos el número de sustituciones puede ser tan grande que hace el habla ininteligible (jergafasia).

    ResponderEliminar

Proyectos

- EJERCICIO FÍSICO, NUTRICIÓN Y SALUD

- NORMATIVOS

- EDUCACIÓN EN HÁBITOS DEPORTIVOS

- RENDIMIENTO DEPORTIVO

​- OTROS


ARTÍCULOS

+Rendimiento

 +RENDIMIENTO En el siglo de lo tecnológico, del estrés, de la globalidad, una alimentación correcta y el movimiento se han conv...

¡Suscríbete!

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *