RSS

martes, 11 de septiembre de 2012

DECÁLOGO PARA LA ELECCIÓN DEL DEPORTE DE TU HIJO O HIJA


No es la primera vez que tratamos el tema de la iniciación deportiva de los niños y del papel de sus padres. Este es el mejor momento del año para reflexionar sobre ello. Iniciamos un nuevo curso, una nueva temporada. Es momento de "reordenar" la rutina familiar y de compaginar lo escolar con lo extraescolar y conciliar esa rutina con lo familiar. Casi nada.

El deporte es un medio. Permite a nuestros hijos ocupar su tiempo de ocio de forma positiva, desarrollar una actividad saludable, compaginarla corectamente con su desarrollo motor, convivir con una serie de valores... En definitiva, contribuir a su educación integral.

¿Por donde empezamos?

1.- Si tu hij@ no practica ningún deporte, es el momento de cambiar. Busca uno que se amolde a sus características personales. Deportes colectivos, individuales, artes marciales... ¿Qué necesita tu hij@? ¿Qué le gusta? Haz una primera criba y quédate con 3-4 deportes diferentes. Habla con él y dejále que decida, así asumirá el compromiso de su elección.

2.- No tiene porqué practicar un único deporte, sobre todo en las primeras edades. Cada deporte tiene sus propias características, y la práctica de varios, multiplica sus beneficios. Un consejo, que al menos uno de ellos tenga un componente alto de actividad física. Y que lo-s compagine con actividades de otra naturaleza (música, idiomas...)

3.- Infórmate sobre la oferta de tu entorno. En la actualidad hay infinidad de opciones: públicas, a través de ayuntamientos, diputaciones y comunidades autónomas; privadas a través de entes deportivos como clubes y federaciones y empresas dedicadas a la organización de actividades.

4.- Estudia la oferta. No elijas la actividad más cómoda para ti sino la mejor para tu hij@. Busca la calidad de la actividad en función de la formación y experiencia de los monitores/entrenadores y la solvencia del ente que la presta. Huye de grupos excesivamente numerosos.

5.- Habla con el responsable del grupo de tu hij@. Su perfil debe ser educativo, no adiestrador, esos para el circo. Si no te gusta, no lo dudes, busca otro lugar. Desafortunadamente, aún hay entrenadores/monitores que confunden el deporte escolar con el de alto rendimiento.

6.- Muestra a tu hij@ el interés que tiene la práctica deportiva y motivale hacia ella. Que vea que te importa, que no es un "aparcamiento".

7.- Respeta la organización y al entrenador que TÚ has elegido. Es fundamental para la educación de tu hij@ y para su motivación.

8.- No cometas el error de castigar a tu hij@ sin ir a entrenar cuando las cosas en el cole vayan mal. La práctica deportiva le ayuda a estructurar bien su rutina. Abandonar esa práctica le hará perder el tiempo. No conseguiras tu objetivo. Busca otras alternativas.

9.- Vigila el comportamiento de tu hij@ durante la competición. En exceso, mal entendida o mal enfrentada puede ser fuente de problemas, de estres y desmotivación. Minimiza su efecto. A competir tambien hay que aprender y que mejor manera que de manera simulada, estandarizada y controlada. Eso no quita para que seas crítico con la actuación (buena o mala) de tu hij@, siempre desde un punto de vista constructivo, educado y proporcional, y en casa.

10.- Para completar el decalogo, y dirigido a ti, personalmente: Da ejemplo y como decían en "La Bola de Cristal" allá por el siglo XX: "Haz deporte, no eches tripa, participa". ¡Qué cunda el ejemplo!

El entrenamiento y la competición son fuente continua de aprendizaje y de creación de hábitos saludables. Aprovechemos algo tan cercano y asequible. Nuestro papel como padres es fundamental, por encima de gobiernos, federaciones o medios de comunicación. Somos responsables de la educación de nuestros hij@s. Y en lo deportivo, también.

Es opinión, espero vuestros comentarios.

11 comentarios:

Paco Garcia dijo...

Hola Marcos!!
Me gusta que plantees este "Decálogo" porque puede (y debe) orientar a todos estos padres/madres que quieren una vida llena de salud para sus hij@s. Yo voy a hacer hincapié en el punto 10...
La semana pasada se presentaba la "X Campaña de Prevención del Dolor de Espalda entre los Escolares españoles", en ella se recomendaba el deporte en familia como uno de los pilares básicos como prevención del dolor de espalda en escolares. Así pues quien llegue a leer estas líneas, que se anime a practicar deporte en familia, que hijos, sobrinos, primos...todos los menores nos perciban como ejemplo a seguir...para bien.
Un saludo.
Paco
http://www.prnoticias.com/index.php/salud/sala-de-prensa-prsalud/1123-otras-noticias/20116212-x-campana-de-prevencion-del-dolor-de-espalda-entre-los-escolares-espanoles

Anónimo dijo...

Hola Marcos, me parece muy buena idea que al inicio del curso escolar nos recuerdes a los padres algunas cuestiones relacionadas con el mundo del deporte que en estos momentos son fundamentales para los más pequeños. Te emplazo a que en alguna actualización de masrendimiento.es, no muy lejana, insistas en algunos principios básicos sobre juego limpio y comportamientos correctos en las competiciones infantiles. Y me refiero no sólo a los niños sino también a quienes les acompañan los fines de semana a esas competiciones y demuestran en ocasiones una pérdida de papeles absoluta. Tengo la seguridad que tus consejos serán acertados. Un saludo

Anónimo dijo...

Muy de acuerdo con lo que planteas. Me gustaría incidir en lo de saber elegir. Es cierto que la oferta es abundante, pero por eso mismo hay mucha parte de la oferta que no tiene claidad y menos la que se necesita para los niños. Es triste que muchas instituciones, sobre todo ayuntamientos, sólo busquen llenar el folleto con muchas actividades, pero no le pongan ningún interés real, ni en la contratación de monitores, ni en la disposición de material o pabellones. Lo peor que se juega con la ilusión de los niños y acaban "vacunados" contra el deporte por la mala experiancia de gente sin conciencia.

Pablo Villalobos dijo...

En los meses de enero y febrero de 2010 escribí un par de artículos en la Revista GRADA, revista sobre actividad física, discapacidad y cultura de Extremadura, en la que me planteaba la pregunta de Marcos pero desde otro punto de vista. Está claro que lo que expone Marcos es fundamental, pero ¿Qué deportes?

Ahí os lo dejo


Grada Enero y Febrero

Existe una formación motriz ideal (I)


Como profesional del deporte siempre he tenido una cuestión en la mente igual que la tendrán los educadores en general y muchos progenitores, pero en el aspecto deportivo y de la actividad física.

Existe una gran competencia entre los diferentes deportes por captar a l@s niñ@s desde edades muy tempranas con la escusa de que una formación precoz en la técnica deportiva puede ser la mejor forma de conseguir grandes campeones y maestros del deporte o como mera supervivencia de dicha especialidad deportiva en competencia con otras. Hay que reconocer que con esta captación de valores a edad temprana se cubre una necesidad de nuestra sociedad que es la de ofrecer una actividad deportiva, con objetivos de ocio, formación o los que sean, a las familias y a los niñ@s pero, desde mi punto de vista, por muy general que quiera ser la formación en un deporte, es muy complicado abarcar y desarrollar todo el potencial de un niñ@ únicamente con una especialidad deportiva.

Por ese motivo desde hace muchos años se fomenta el desarrollo de escuelas o actividades multideportivas con el objetivo de aumentar el conocimiento y el bagaje motriz de los niñ@s, que practiquen otros deportes, que desarrollen otras habilidades y completen su formación motriz sin pensar tanto en el deporte que mejor se adapta a sus características o puedan especializarse después.

Después de reflexionar y desarrollar esta pregunta, aunque desde un punto de vista algo utópico, creo que siempre hay que tener un objetivo hacia el que trabajar, la aplicación de “educación motriz integral” debe ajustarse más a las características del niñ@, al desarrollo de sus capacidades y habilidades y con unos objetivos, además de los habituales, más funcionales e instrumentales dando herramientas a la persona para que pueda utilizar dicha formación integral en el futuro durante toda su vida.

Para tranquilizar al mundo del deporte, mi opinión no sería sacara a l@s niñ@s del cauce deportivo pero sí retrasar su entrada a unas edades en las que la madurez física y de habilidades motrices esté desarrollada y se puedan captar mucho mejor aquellos factores de rendimiento que harán que es@s niñ@s superdotados es aspectos relacionados con uno o varios deportes específicos puedan dedicarse a ellos con un objetivo de rendimiento y conseguir los mejores resultados, mientras tanto, el resto de niñ@s, aunque sus habilidades no sean las mejores, tendrán una formación de base en el ámbito motriz que les permitirá, fuera del rendimiento deportivo, seguir dentro de este ámbito con objetivos de ocio o salud el resto de su vida sin haber tenido que sacrificar su formación deportiva con objetivos de rendimiento desde muy temprana edad.





Pablo Villalobos dijo...

Existe una formación motriz ideal (y II)


El mes pasado planteaba la necesidad de una formación motriz integral de l@s niñ@s en edades tempranas fuera del ámbito deportivo y de objetivos de rendimiento.

La idea que me inspira es que una formación motriz completa permitirá a un niñ@ con doce, catorce o más años especializarse en un deporte para el que reúna grandes habilidades sin ningún problema ya que no tenemos una persona que parta de cero, sino que tiene desarrolladas a un gran nivel todas sus habilidades motrices como desplazamientos, esquema corporal, coordinaciones específicas (ojo-pie, óculo manual, con o sin implemento, condición física de base, etcétera) y que, según el desarrollo de estas, podrá alcanzar un mayor rendimiento en un deporte específico.

En esta segunda parte quería desarrollar un esquema de esta formación que empezaría en una edad temprana con objetivos tan básicos como el desarrollo del esquema corporal en relación consigo mismo y con otra persona para lo que contamos con actividades deportivas que aportan estas cualidades en mayor medida como son la gimnasia deportiva y artística, que además desarrolla el sentido del ritmo y musical, y el judo. Claro está sin objetivos de rendimiento ;-)

Con este punto de partida continuaríamos un desarrollo a través de una escuela de actividad física con dos objetivos: desarrollo y optimización de las habilidades motrices básicas (Lanzamientos, recepciones, golpeos con o sin implementos, con pies o manos, etc) según vayan desarrollándose en los niños y niñas y, el otro objetivo, el aprendizaje y desarrollo del mayor número posible de habilidades de desplazamiento: nado y buceo, desplazamiento con bicicletas, patines, sky, a caballo, carrera, piragua y otras embarcaciones, y muchas más que aporten al niñ@ un mayor bagaje en el futuro.

Este segundo bloque se desarrollaría durante varios años introduciendo cada vez mayor complejidad en los aprendizajes y buscando todas las combinaciones posibles con un desarrollo progresivo y armónico de la condición física básica del niño y niña intentando corregir aquellos problemas y/o descompensaciones que surjan con el desarrollo y crecimiento normal del niñ@.

El objetivo final sería llegar a los 12 ó 14 años con este tipo de formación pudiendo introducir los predeportes y la competición reglada como se suele hacer hasta ahora a partir de los 10-12 años con un niñ@ que habrá desarrollado en gran medida su potencial y tendrá capacidad para elegir, con alguna orientación, según sus intereses o sus capacidades, a qué deporte o deportes dedicarse o, incluso, continuar su actividad física sin necesidad de dedicarse a ninguno de ellos con el objetivo de adquirir una base motriz que ya tiene.

Supongo que es algo utópico, ya lo comenté, y posiblemente inviable dentro de la estructura actual de la formación, pero creo que siempre hay que tener un objetivo hacia el que trabajar.

arturo gil dijo...

Magnífico, Marcos, me encanta que insistamos en la idea de la práctica deportiva y de sus beneficios y concienciemos a los padres.
Hablas de elección correctamente, pero para que haya una elección deben darse varias alternativas. Debemos no efocarnos en edades tempranas en un solo deporte, ofrecer variedad para que el niño conozca otras realidades y luego opte por la que más se adecúe a sus gustos, posibilidades y capacidades. También hay que tener en cuenta la asignatura de Educación Física en el cole, si bien intentamos que sea más encaminada al conocimiento y control de su cuerpo, al desarrollo de su acervo motor y el trabajo de los temas transversales a la E.F. como la salud, higiene, etc., también debemos introducirles en los conceptos básicos de los deportes.
Ah! y como siempre, vamos a hacer un esfuerzo, levantarnos del sillón y que nuestros hijos nos vean hacer deporte y disfrutemos de la actividad con ellos, nos lo agradeceremos y nos lo agradecerán.
Un saludo

Anónimo dijo...

somos una web de deportes de valladolid y estaríamos interesados en poder publicar tu decalogo en nuestro espacio para los juegos escolares. Si te parece bien por favor contesta a itorres@valladoliddeporte.es
Gracias

Anónimo dijo...

Hola Marcos, estoy totalmente de acuerdo. Creo que los padres igual que se preocupan por las asignaturas del colegio, porque sus hijos vayan a un colegio bilingüe tendrían que preocuparse por la actividad física de sus hijos y a día de hoy son pocos quienes lo hacen. El deporte además de ser una gran vía de transmisión de valores también permite que los niños y niñas desarrollen habilidades emocionales, especialmente relacionadas con el autocontrol, siendo muy beneficioso para aquellos niños que tienen problemas de impulsividad, hiperactividad, etc. Creo que poco a poco, podemos irnos concienciando todos de los beneficios de la actividad física y del deporte. Un saludo!

Olga

Marcos Moreno dijo...

Hola y gracias por vuestros comentarios.
Tenemos que seguir avanzando y evolucionar hacia un deporte escolar más vinculado a la educación y la salud. Es imprescindible la coordinación con la EF (cosa que actualmente no existe). Y por supuesto adaptar el hecho motor al niño, tal y como propone Pablo (gracias por tu extensa e interesante aportación al blog).

Respecto al comentario de anónima, la pena es que los "borregos papás" que no saben comportarse no leen este blog, pero desde luego que es un tema que merece una reflexión.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Me ha servido de mucha utilidad y para ver que lo hago bien.

Anónimo dijo...

En total concordancia con Marcos Moreno y con Pablo.
Marcos el punto 2 es importante por el desarrollo multi-funcional, para eso debemos exponer a nuestros hijos (atletas) a multiples estimulos.
El punto 8 es impórtante por que debemos hacer ajustes en el area adecuada; algunos entrenadores castigan con mas actividad física la falta de interes o falta de atención a tal o cual situación. En lugar de buscar un motivante mayor para despertar un fuerte deseo de superación.
Por ultimo el punto 10 me permito aportar esta frase." con tus palabras puedes convencer; con tus acciones lograrás arrazar".
ATTE.PROF.PEDRO MUÑOZ-MTY.MEX.

Publicar un comentario en la entrada