ASÍ NO PAPÁ


Hola papá:

El sábado en el partido me sentí muy mal. Te lo dije en el coche después de jugar, pero como estabas enfadado me mandaste callar, me dijiste que yo no entendía nada. Han pasado unos días y cada noche, cuando me meto en la cama pienso en lo del sábado. No puedo quitármelo de la cabeza.


No sabía como decírtelo y he pensado que escribirlo era una buena forma. Espero que te parezca bien.


Siento vergüenza papá. Cada vez que insultas al árbitro o te veo hablar con otros padres enfadados se me pone un dolor un poco raro en la boca del estómago, hay veces que incluso me tiemblan las piernas. No se qué es, pero no me gusta y cuando ocurre ya no me importa jugar. Al salir  al partido lo primero que hago es mirarte. Cuando veo que te estás riendo pienso: “a ver si hoy no dice nada”, pero no siempre estás callado.

Últimamente noto como alguno de mis compañeros, cuando llegamos al vestuario, no me mira. Siempre nos hemos llevado muy bien, tú lo sabes, pero me da la sensación de que no les gusta lo que haces.

No quiero que vayas a verme jugar, papá. Alguno de los días que has faltado no me ha dolido la tripa ni me han temblado las piernas. Fíjate que hasta cuando hemos perdido y ninguno de los padres ha insultado al árbitro nos hemos ido contentos al vestuario.

Me gusta ganar pero nos ha dicho el entrenador que no siempre se puede y que perder forma parte del juego y de nuestra educación. También dice que es más fácil ganar que perder, que la los buenos deportistas se les ve cuando pierden, en su comportamiento. Nunca me lo has contado, pero creo que fuiste un mal deportista. No me importa que fueras un mal deportista, solo quiero que me ayudes a crecer, te necesito.

Nada más. Solo que te quiero y que el sábado vuelvo a tener partido.

Un beso.
Share:

9 comentarios:

  1. Hola Marcos!
    He tenido la ocasión de entrenar un equipo de futbol en categoria juvenil en la Comunidad de Madrid. He llegado a tener las ganas de decirlo yo mismo al padre de turno.
    Ojalá este texto llegue a muchos padres, por el bien de sus hij@s.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Preciosa reflexión del hijo, lástima que la mayoría de los hijos no se atrevan a decírselo a sus padres, en el mejor de los casos, porque en otros, se harán mayores y repetirán los mismos patrones de comportamiento con sus hijos.
    Salu-2

    ResponderEliminar
  3. Hola Marcos.
    Lamentablemente, estos comportamientos "futboleros" se están extendiendo a otros deportes. Por fortuna en el atletismo de menores hay un espíritu más deportivo entre los padres, pero empiezan a verse demasiadas y preocupantes excepciones.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Desgraciadamente, sucede. El deporte recreativo ha sido desplazado por el deporte competitivo.
    Hoy en día, muchos padres no quieren que sus hijos hagan deporte, no... quieren que sus hijos sean Messi, Nadal o Phelps. Vuelcan sus frustraciones en sus hijos y sólo aceptan el éxito rotundo. Y es un mal social.
    Esperemos que nos lleve a la reflexión y a la educación.
    Saludos y ánimo.

    ResponderEliminar
  5. Muy buen post haber si entre todos los profesionales del deporte podemos inculcarles los mismo valores del deporte a los padres como lo hacemos con los niños.

    ResponderEliminar
  6. Hola y gracias a todos por vuestros comentarios.

    Estamos para ayudar a nuestros hijos, somos actores secundarios y a los padres nos toca estar en un segundo plano ya aportar cuando toca y de manera educada.

    Los padres "voceras" acaban consiguiendo el efecto contrario al que pretenden.

    ¿Habrá leído alguno de ellos esta carta?

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Lo que no debemos olvidar es que todavía estan en una etapa de formación y de educación.
    te aseguro, Marcos, que esos "padres Voceras", no se dan por aludidos o no son conscientes de su estado. Se escudan en que quieren lo mejor para sus hijos o que sus hijos merecen más. Lo he vivido y es desagradable, hasta tal punto de desvinvularme del mundo del fútbol por esta causa.
    Saludos y ánimo.

    ResponderEliminar
  8. Buenas noches, he leido este post y me ha parecido muy acertada la reflexion del niño. Primeramente ,hago indicar que soy arbitro de baloncesto en categoria provincial, mis hijos juega los dos al baloncesto, y siempre que el calendario me lo permite ,los veo a los dos. Por este motivo intento inculcar a mis hijos, sus compañeros y los padres de sus compañeros ,el respeto al contrario,al arbitro y al juego en si. Algunas veces lo consigo , otras no . Pero cuando estoy en la pista , y oigo las barbaridades que algunos padres le dicen a los arbitros y a los contrarios , siento pena por la pesima imagen que ofrecemos a nuestros hijos. Si alguna vez esos padres sr pusiean el silbato,y saltaran a la pista igual que yo, y oyeran lo que oigo yo, creo que cambiarian de actitud, y se darian cuenta de la mala imagen que ofrecen como personas y como padres. Un saludo

    ResponderEliminar
  9. David Sáez de Ojer9 de febrero de 2013, 8:17

    Hola Marcos. Fui entrenador de baloncesto y un dia tuve q saltar al campo para defender a una de mis jugadoras del padre de una contraria, y eso que el lance fue totalmente fortuito. Fue increible la cara de susto e incomprensión, tanto de mi jugadora como de la contraria, hija del energúmeno aquél.

    Enhorabna por el articulo, esperemos que efectivamente lo lea alguno de los mencionados.

    Un saludo

    ResponderEliminar

Proyectos

- EJERCICIO FÍSICO, NUTRICIÓN Y SALUD

- NORMATIVOS

- EDUCACIÓN EN HÁBITOS DEPORTIVOS

- RENDIMIENTO DEPORTIVO

​- OTROS


ARTÍCULOS

+Rendimiento

 +RENDIMIENTO En el siglo de lo tecnológico, del estrés, de la globalidad, una alimentación correcta y el movimiento se han conv...

¡Suscríbete!

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *