RECONOCIMIENTO MÉDICO: TE JUEGAS LA VIDA

Podemos afirmar que estamos en la “Era del deportista popular”. Su perfil viene marcado por dos características básicas: habitualmente no ha practicado o competido en la modalidad deportiva que lo hace ahora y la edad, más de 35 años.

Cada vez son más. Más corredores, más ciclistas, más… y es necesario marcar unas pautas básicas para su práctica. La primera: Evitar lesiones, accidentes y de manera especial muertes. Se debe empezar la práctica con un buen reconocimiento médico.

El texto que vas a leer está escrito por Vicente Elías, médico del deporte, corredor popular y amigo. Gracias Vicente por tus aportaciones a este blog.

Hay pruebas que no deben faltar en un reconocimiento médico deportivo para un deportista popular. Lo primero y fundamental es una buena historia clínica buscando antecedentes personales y familiares que puedan hacernos pensar en posibles problemas que ocasionen muerte súbita.

Como en muchas otras ocasiones, control de peso y tallaA partir de aquí una exploración cardiológica con auscultación cardiopulmonar, toma de tensión arterial y electrocardiograma de reposo.

Como tengo ya “una edad”, no debe faltar una prueba de esfuerzo cardiológica (con control electrocardiográfico y tensional). La tensión arterial puede estar normal en reposo y sufrir elevaciones bruscas y peligrosas durante el ejercicio.

Podemos y en algunos casos debemos completar el estudio cardiológico con un ecocardiograma para lo que debemos acudir a un cardiólogo.

No es broma. Hay que pensar que el corazón de una persona que ya no es joven y que no ha practicado ese deporte es más vulnerable. A partir de controlar nuestro corazón puede completarse el reconocimiento con pruebas de carácter locomotor, que nos ayudarán a definir que modalidad nos es más propicia o a ver posibles problemas que controlar para evitar lesiones.

Hasta aquí las aportaciones de Vicente. Para terminar y una vez que estamos dispuestos para hacer ejercicio, el siguiente paso es buscarnos un monitor/entrenador que nos ayude con nuestros entrenamientos. Fundamental para evitar riesgos y disfrutar más del esfuerzo. No vale cualquier entrenador (algún día podemos hablar de esto).

¿Coste económico? Poco, si tenemos en cuenta que es la vida lo que está en riesgo. Por otro lado tampoco es necesario hacerse un reconocimiento cada año. Mejor uno completo cada 2-3 años. Pero por favor, que no falten las pruebas cardiológicas.


En esta ocasión no puedo terminar diciendo que es opinión, pero sí que espero vuestro comentarios.
Share:

13 comentarios:

  1. Y en Logroño dónde? Llevo tiempo pensando lo de la prueba de esfuerzo. Pero no conozco ningún sitio. Me puedes ayudar aunque sea por privado. Gracias

    ResponderEliminar
  2. Diego Hay varios centros: manzanos, cardiologos privados, médicos deporte y en adarraga donde yo trabajo. Es el centro medico del CTD Adarraga del Gobierno de la Rioja
    Ponte en contacto en el mail centromedico.adarraga@larioja.org y te explico

    ResponderEliminar
  3. Soy entrenador personal de ciclistas y triatletas. Recomendiendo una prueba de esfuerzo completa cada año. Si se gastan 3000€ en una bici 65€ no es nada para tener todo en orden. Ando trabajando en un documento, junto con la el departamente de Medidicina del Deporte de la Complutense, para que todo deportista al que entrenemos tenga un certificado firmado por un médico que indique que está en condiciones de realizar ejercicio de intensidad máxima. Curuiosamente no es tan sencillo porque los médico que dicen hacer reconocimientos ponen algunas pegas para firmar ese APTO. Alguno tiene noticias sobre este asunto?
    Muchas gracias

    ResponderEliminar
  4. buen apunte, gracias Marcos, gracias Vicente. En el deporte es conveniente controlar todas las condiciones que podamos. Es fundamental la medicina preventiva y conocer nuestro propio cuerpo y un buen reconocimiento médico nos aporta una información extraordinaria.
    Un buen post, que contribuye a la concienciación sobre la actividad y la salud.
    Saludos y ánimo

    ResponderEliminar
  5. Sin duda una aportación-reflexión muy adecuada. Además del post entero, suscribo las palabras-argumentos de Anónimo para que, por muy poco en relación a todo lo que se invierte, se haga una pequeña inversión que puede ser determinante.

    ResponderEliminar
  6. Un artículo muy recomendable. Yo tengo 33 años y soy deportista profesional desde hace 16. El tema de los reconocimientos médicos es pasado por alto por numerosos clubes y empresas de deporte... y gracias a ellos ya he visto algunos casos de gente que ha detectado problemas graves e importantes.
    Un buen chequeo puede ser la diferencia entre un gran susto y el disfrute de una saludable práctica deportiva.Raúl García Lozano

    ResponderEliminar
  7. Esta muy claro que el deporte popular es una realidad que esta en auge, y cada día más. Sería muy interesante que desde las entidades competentes se establecieran nuevas estrategias para fomentar esta práctica. A nivel federativo es algo bastante habitual.

    ResponderEliminar
  8. Soy entrenador personal de ciclistas y triatletas. Recomendiendo una prueba de esfuerzo completa cada año. Si se gastan 3000€ en una bici 65€ no es nada para tener todo en orden. Ando trabajando en un documento, junto con la el departamente de Medidicina del Deporte de la Complutense, para que todo deportista al que entrenemos tenga un certificado firmado por un médico que indique que está en condiciones de realizar ejercicio de intensidad máxima. Curuiosamente no es tan sencillo porque los médico que dicen hacer reconocimientos ponen algunas pegas para firmar ese APTO. Alguno tiene noticias sobre este asunto?
    Muchas gracias

    ResponderEliminar
  9. Buenos días, Marcos y Raul.
    Ya que soy poco dado a escribir en la web aprovecho para agradecer a Marcos sus propuestas de debate, que son siempre enriquecedoras y pertinentes. Gracias.

    1. Completamente de acuerdo con el tema en debate.

    2. Respondiendo a Raul: Respecto a problemas para conseguir que algún médico firme algo como APTO para hacer deporte supongo que lo que les preocupa son las consecuencias derivadas de admitir la responsabilidad de aconsejar práctica deportiva, teniendo en cuenta que hay enfermedades silentes y aquellas que escapan al reconocimiento, lo que genera la duda sobre lo que se les pueda reclamar posteriormente.
    Lógico y comprensible si nos ponemos en su lugar, dado que parece que el sentido común se haya perdido en algún momento del pasado y las legislaciones y la búsqueda de responsabilidades es una lotería peligrosa en la que te juegas todo, por lo que muchos preferirán curarse en salud. Aunque está claro que resulta discutible desde otros puntos de vista que también comparto: no vamos a parar algo de esta magnitud e importancia sobre la salud de la población solo por que unos profesionales tengan dudas sobre hipotéticas consecuencias futuras de su firma.

    Evidentemente se solucionaría con buena práctica por todas las partes y mucho sentido común. Por supuesto de esto no abunda como debiera (en ninguno de los dos casos) y como sistema de seguridad es más que lógico que no se confíe en ello, por lo que pueda pasar.

    Por tanto una posible solución que se me ocurre (sin conocer los datos específicos ni el documento en cuestión) es proponer en él no que el deportista sea apto para practicar deporte, sino que cumple los requisitos y las recomendaciones del American College of Sport Medicine para la práctica de actividad física (por ejemplo) o una fórmula parecida, una vez adecuado el texto y el protocolo de pruebas a estas recomendaciones. De este modo aunque las pruebas que pides sean más exhaustivas y te den más información sobre el estado de salud/rendimiento de tu deportista, lo que están firmando es en realidad completamente indiscutible:

    Los valores recogidos en los tests son estos, las recomendaciones son estas. La responsabilidad del colegiado en medicina queda de esta bastante más restringida a hacer bien su trabajo en la ejecución de las pruebas y la constatación de los valores, pero la decisión de recomendar la práctica de ese ejercicio recae sobre una institución de renombre mundial con un board de expertos (y seguramente unos servicios jurídicos acorde, tampoco lo olvidemos) que publican libremente estas directrices. Espero que te sea de utilidad.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. La verdad es que me gusta mucho la propuesta de Rafael. Está claro que yo no le voy a pedir responsabilidades a un médico porque a un deportista al que entreno le ha dado una muerte súbita. Hay patologias indetectables y que lo lógico sería pensar que el médico y el entrenador no son resposables ni nadie les va a acusar de mala praxis... Pero parece que esto no está muy claro.

    Por otro lado no paro de escuchar a los médicos relacionados con el ámbito del deporte que los practicantes deben de hacer chequeos y reclaman su lugar en el mundo del deporte. Luego se llevan las manos a la cabeza cuando tienes un corredor sin un chequeo al que le prescribes entrenamientos de intensidad máxima o que realizan pruebas de ultra resistencia. Sin embargo en el momento en el que envias a un deportista a la consulta con un papel en el que indique que no se observa ninguna incompatibilidad del sujeto con la práctica deportiva, la cosa cambia radicalmente.

    Propondré tu idea a la gente de la Complutense a ver que me dicen.

    Y por último, ¿sabeis lo que mas me impresiona de todo este asunto? Cuando tratas de averiguar algo sobre este asunto o sobre en que forma te cubren los seguros de estar colegiado te das cuenta que prácticamente nadie lo ha hecho antes. Me quedo a cuadros porque lo que realmente me avergüenza es que yo no lo haya tenido en cuenta antes.

    Un saludo a todos y gracias por este lugar de debate tan agradable e interesante

    ResponderEliminar
  11. Hola a todos y gracias por vuestros comentarios.
    Es cierto que con poco se consigue mucho. El título del post es un poco "alarmista", pero no deja de ser cierto. Vicente y yo llevamos años intentando ver la manera de mejorar este aspecto y lo cierto es que hemos avanzado y mucho.
    En el borrador de Ley del Ejercicio Físico y del Deporte los reconocimientos médicos son obligatorios para los federados con el criterio que os adjunto en el pdf (http://www.riojadeporte.com/archivos/salud.pdf) pero el eje principal del reconocimiento es un electro, un ecocardio o un electro con prueba de esfuerzo, dependiendo del momento y el deporte. Serán reconocimientos cada 4 años. A los deportistas escolares se les hace ya un electro a los de 1º de la ESO y un ecocardio a los de 4º. El apto o no apto lo da elpropio Vicente.
    Si el coste del reconocimiento hay que dividirlo entre 4 temporadas deportivas entendemos que es absolutamente viable.
    La situación económica no está ayudando a que aumenten el numero de chequeos. Hay que hacerlos obligatorios, baratos y concienciar al deportista.
    Un saludo y gracias de nuevo.

    ResponderEliminar
  12. Me parece muy interesante lo que se propone en el Plan Riojano de Asistencia Médica en el Deporte, pienso que se debería implementar a nivel estatal,

    Creo que las federaciones deberían de exigir a sus federados un reconocimiento médico que incluya prueba de esfuerzo, ECG y ecocardiograma. Recuerdo los reconocimientos médicos obligatorios cuando estaba federado en fútbol y me da la risa...

    El problema, en mi opinión, es el auge que vive en estos momentos el deporte popular. Más aún con el espectacular crecimiento del triatlon. ¿Cómo controlamos que los participantes reúnen las condiciones físicas necesarias para el esfuerzo que requieren este tipo de pruebas? ¿Hacemos obligatorio la presentación de un certificado médico?

    Lo ideal sería que los deportistas populares (entre los que me incluyo) seamos conscientes de la vital importancia que tiene comprobar periódicamente nuestro estado de salud para la práctica deportiva por un especialista en medicina deportiva. Una persona que practica triatlon frecuentemente, acaba por inscribirse en un club, allí se sacará la licencia federativa en la mayoría de los casos, y, como bien ha dicho Raúl, si se gasta cierta cantidad de dinero en material deportivo para practicar su deporte favorito no le va a costar invertir dinero en comprobar que se encuentra en condiciones óptimas. Personalmente vería con buenos ojos que se implementen estos controles a nivel federativo (como parece que van a hacer en Cataluña la próxima temporada)

    Pero ¿Cómo concienciamos al atleta popular de la importancia de la prueba de esfuerzo? Hablamos de una persona que sale a correr con asiduidad desde hace unos meses simplemente por hacer algo de ejercicio físico y que ve esa Media Maratón de su ciudad como un reto que le apetecería superar...

    ¿Cuesta tanto desde las instituciones públicas sacar una campaña de concienciación a nivel nacional en eventos como medias maratones y maratones? Por poner un ejemplo...

    Me gustaría conocer los datos del porcentaje de federados en los casos de muerte súbita en deporte de larga distancia. A lo mejor me llevo una sorpresa...

    ResponderEliminar

Proyectos

- EJERCICIO FÍSICO, NUTRICIÓN Y SALUD

- NORMATIVOS

- EDUCACIÓN EN HÁBITOS DEPORTIVOS

- RENDIMIENTO DEPORTIVO

​- OTROS


ARTÍCULOS

+Rendimiento

 +RENDIMIENTO En el siglo de lo tecnológico, del estrés, de la globalidad, una alimentación correcta y el movimiento se han conv...

¡Suscríbete!

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *