¿QUÉ TIPO DE EJERCICIO FÍSICO LE CONVIENE A MI HIJ@?


Infografía "casera". Prometo mejorar.
Empecemos por el título. Quédate con el concepto "hij@", que en este caso no es lo mismo que "niñ@". Sigamos por la conclusión final, la responsabilidad es nuestra, de los padres y de las madres. La oferta pública y privada para practicar deporte son como los lineales de un hipermercado, en función de tus necesidades y gustos vas y eliges.

Hace unos días, calculadora en mano, llegué a la conclusión de que un niño pasa el 17% de su vida (despierto) en el cole. No me he tomado la molestia de sacar el porcentaje que suponen 2 ó 3 horas de educación física. No pretendo reducir la importancia del colegio y de la educación física en la formación de nuestros hijos, pretendo poner de manifiesto el papel de la familia.


Intentando hacer un esquema sencillo de que tipos de actividades puede desarrollar nuestros hijos, empecemos por lo que organiza nuestras vidas: La rutina. Hay familias con rutinas complicadas y no siempre se puede llegar a lo que se pretende durante el día a día. Así que pensemos también en lo no rutinario como una oportunidad de compensar los "déficits".

¿Qué tipo de ejercicio físico realiza nuestro hijo durante su rutina? Educación física, sobre la que no podemos actuar como padres, posiblemente el recreo, donde lo único que podemos hacer es animarle a que juegue con sus amigos, … pero podemos (mejor dicho debemos) elegir uno o dos deportes y también podemos ser cuidadosos en como realizan ciertas actividades cotidianas.

No es motivo de este post hablar de que deporte elegir para nuestros hijos, son muchas las variables, los intereses y necesidades de los niños, las posibilidades de las familias… quizá podamos hablar de ello en otra ocasión. En lo que si que podemos influir es en que subamos las escaleras en vez de hacerlo en ascensor, ir andando al colegio, que nos acompañen a hacer algunos recados… todo suma. Piensa en que actividades cotidianas podemos dejar de lado a nuestras "amigas" las "máquinas".

Pero ¿y fuera de nuestra rutina? Desde mi punto de vista he aquí el quid de la cuestión. Hay mucha diferencia en cuanto al déficit de ejercicio físico de los peques (¡¡y nuestro!!) dependiendo del tipo de ocio que elijamos para nuestro tiempo familiar. Un detalle, incluso a veces sacamos un ratito para nosotros (padres y madres) y dejamos a los niños en casa con nuestra pareja… ¿Lo habías pensado? Si, puedes tener “derecho” a ello, pero busca soluciones “físicas” para tus hijos también. Volvamos al asunto en cuestión…

El tiempo de ocio familiar es el momento idóneo para “matar” muchas pájaros de un tiro: Reducir el déficit de ejercicio de la familia (¡¡hablamos de salud !!), mejorar las relaciones padres-hijos (que no siempre sabemos que compartir con nuestros hijos), por supuesto que generamos hábito (si educas bien a tus hijos, es muy posible que eduques bien a tus nietos… lo he leído por ahí).

Por lo tanto, como en muchas otras cosas, “La familia es la familia, ¿Capisci?” (o el entorno más cercano si prefieres…).

¿Y que hacemos con nuestros hijos? ¿Juegos? Si, y si son tradicionales mejor ¿Deporte? Si, pero no como única opción. Si lo haces que sean deportes que no practique habitualmente y en los que tengan cabida otros miembros de la familia.

Mis opciones preferidas: 

- Andar por el monte. El senderismo tiene muchos valor añadido, desde el medioambiental, conocer el entorno en el que vivimos, el esfuerzo, compartir experiencias de muchas clases… subir, bajar, cansarse… seguir.  
- ¿Tenéis bicicletas? ¡Usadlas!.
- Y siempre que puedas sal a la calle, usa también los parques, son la mejor clase de piscomotricidad y socialización que existe. Como leía hace poco ¡¡Hay que recuperar las calles y los juegos tradicionales!!

Como conclusión:
- Elige deportes para la rutina de tu hijo con un nivel de ejercicio físico alto
- No infravalores el papel de las actividades cotidianas como fuente de ejercicio
- Planifica el tiempo de ocio en familia desde la perspectiva del "movimiento". Que sean actividades a practicar en grupo y que no falte la carga tanto de coordinación (juegos y deportes) como aeróbica (andar o montar en bicicleta principalmente).

Dos cositas para terminar: Cansa a tu hijo, lo necesita y… ¿A qué no es tan difícil?

Es opinión, espero vuestros comentarios.
Share:

2 comentarios:

  1. Qué grandes temas y que interés suscitan!! Nuestros hijos y la actividad física y los hábitos saludables.
    Lo que tengo claro es que no voy a obligar a mis hijos a practicar deporte, lo que sí voy a hacer es descubrirles ese mundo y mostrarles sus beneficios. Por eso, de momento, nos servimos del juego y de las rutinas, para que ellos no se enteren de que están practicando actividad física. Después han sido ellos los que por propia iniciativa han sugerido que les gustaría practicar tenis y natación. Y es más, los que animan a los padres a moverse. Ahora se sienten bien fuera de esa obligación impuesta del "debes de...".
    Saludos y ánimo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Arturo.
    Lo importante es tener clara la necesidad, es algo muy serio. ¿Cómo serán los adultos de dentro de 30 años si han sido sedentarios durante su infancia?
    Alimnetación sana, ejercicio físico y deporte. La mejor vacuna para todo. Algunos tenemos la suerte de tenerlo claro.
    Saludos
    PD Algún día hablaremos de la diferencia entre actividad física y ejercicio físico.

    ResponderEliminar

Proyectos

- EJERCICIO FÍSICO, NUTRICIÓN Y SALUD

- NORMATIVOS

- EDUCACIÓN EN HÁBITOS DEPORTIVOS

- RENDIMIENTO DEPORTIVO

​- OTROS


ARTÍCULOS

+Rendimiento

 +RENDIMIENTO En el siglo de lo tecnológico, del estrés, de la globalidad, una alimentación correcta y el movimiento se han conv...

¡Suscríbete!

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *